17 de Octubre del 2018

Seguridad y justicia poblana: llorar en fotos

Por Ciudadano sin Fe / /
Seguridad y justicia poblana: llorar en fotos
Foto: Central

botana interiores

Muy buenos saldos en seguridad y justicia

hay en Puebla con el morenovallismo:

la peor evaluada nuestra gran fiscalía,

y se mantienen al alza los delitos.

Incremento alarmante en feminicidios

y en los tiempos de espera para denunciar;

disminuyen los policías “limpios”

y la efectividad para un delito castigar.

Muy presto a participar el fiscal

en eventos de fotografía y concursos;

que tal si se pierde la oportunidad

de descubrir en fotos un asesino oculto.  

Ya que tanto gusta de fotos publicar

enviemos de Mara y amparos del sospechoso

quizás así recuerde el señor Carrancá

que la impunidad es un delito culposo.

Indignante la desfachatez de los titulares:

ni mejoran, ni renuncian, ni dan resultados;

más ofensivo el titular del Estado

que no los quita y les disculpa ser incapaces.

¿Qué tanto les deben a Carrancá y Morales

que no los tocan, los premian y recompensan

con cargos y ratificaciones censurables,

sin importar el abismo al que nos llevan

y que organizaciones civiles dentro y fuera,

denuncian y su mal desempeño revelan?

Si el morenovallismo ha de continuar

a llevarse a sus lastres para otro lado;

que haya la prudencia de no ratificar

a quienes laceran la paz de los poblanos

con su incompetencia y su perfil bajo.

Nos vemos el lunes, lector estimado.

 

Seguridad y justicia poblana: llorar en fotos

Muy buenos saldos en seguridad y justicia

hay en Puebla con el morenovallismo:

la peor evaluada nuestra gran fiscalía,

y se mantienen al alza los delitos.

Incremento alarmante en feminicidios

y en los tiempos de espera para denunciar;

disminuyen los policías “limpios”

y la efectividad para un delito castigar.

Muy presto a participar el fiscal

en eventos de fotografía y concursos;

que tal si se pierde la oportunidad

de descubrir en fotos un asesino oculto.

Ya que tanto gusta de fotos publicar

enviemos de Mara y amparos del sospechoso

quizás así recuerde el señor Carrancá

que la impunidad es un delito culposo.

Indignante la desfachatez de los titulares:

ni mejoran, ni renuncian, ni dan resultados;

más ofensivo el titular del Estado

que no los quita y les disculpa ser incapaces.

¿Qué tanto les deben a Carrancá y Morales

que no los tocan, los premian y recompensan

con cargos y ratificaciones censurables,

sin importar el abismo al que nos llevan

y que organizaciones civiles dentro y fuera,

denuncian y su mal desempeño revelan?

Si el morenovallismo ha de continuar

a llevarse a sus lastres para otro lado;

que haya la prudencia de no ratificar

a quienes laceran la paz de los poblanos

con su incompetencia y su perfil bajo.

Nos vemos el lunes, lector estimado.

ANTERIORES

ABSURDO

Publicidad