16 de Octubre del 2018

Corajes por WhatsApp

Por Mafer G. Garnica / /

interior cronicaface

No hay cosa más desesperante que la gente que es o se hace ponga aquí su palabrota, verán ustedes, en los grupos de WhatsApp en los que ahora estoy, son constantes los retortijones de estómago que he pasado.

Es irreal que por ejemplo, nos den una indicación SENCILLA en persona y pareciera que a cada quien le dieron una indicación diferente, para el festival del día de las madres la indicación fue clara y precisa, niñas con chongo y moño rojo, todos sin chaleco y sin sombrero ¿ustedes entendieron? Seguro si, bueno un día antes del evento y después de repetir las mismas respuestas una y otra vez ¡hubo quién hizo lo que se le dio la gana! una nueva amiga y yo solo nos reíamos y dábamos consuelo en mensaje privado.

Lo mismo pasa con las tareas, hacen la misma pregunta una y otra vez, con todo y que nos dan la indicación escrita en pizarrón y explicada, en serio ¡no inventen!, ahora entiendo las que por trabajo no van pero si ya vieron las respuestas anteriores ¿cómo para qué vuelven a preguntar lo mismo?

Ocurre algo similar en el grupo del fraccionamiento, hay un grupo exclusivamente para recibir avisos de la mesa directiva, ¡pues no! tal parece que es el grupo buzón quejas y sugerencias, incongruencia total porque exigen respetar las reglas de un fraccionamiento pero sorpresivamente son incapaces de acatar una simple instrucción “en este grupo no escribir”, y si alguien tiene a bien escribir, ¡Dios nos agarre confesados! se pueden seguir así por horas o hasta el otro día.

No es payasada pero seamos honestas, si nuestro hijo o hija olvida lo que le dejaron de tarea o le repetimos en más de una ocasión la misma indicación ¡seguro nos enojamos!, bueno entonces ¿por qué hacen lo mismo?, una vez más prediquen con el ejemplo.

Así las cosas con los adultos, regañamos y sancionamos a nuestros hijos por no respetar y seguir las reglas, los castigamos si no entienden las indicaciones ya sean nuestras o de algún maestro, pero nosotros nos permitimos hacer todo lo contrario bajo el argumento de “yo, soy adulto, tú estás en formación” ¡Ah Chi...! ¿En serio colegas?

Lo lindo de esto es que mis nuevas amistades coinciden conmigo jaja y con una en especial me puedo desahogar plácidamente y no hago coraje solo, o de plano nos reímos de la situación.

Mi Twitter @mafergarnica, comenten y compartan sus historias ¡Gracias por leerme!

Publicidad