25 de Junio del 2019

Tipos de mamá (Parte 2)

Por Mafer G. Garnica / /
Tipos de mamá (Parte 2)
Foto: Especial

interior cronicaface

Estamos a nada de festejar a nuestras madrecitas y obviamente a nosotras las que tenemos la dicha de serlo nos tocó la mejor parte, sentimos sus primeras pataditas en el vientre, tenemos la fortuna de amamantarlos y es un momento donde nos conectamos más con ellos. La maternidad pese a todo lo pesado que trae consigo (desvelos, dolores, angustias) sin duda alguna es la experiencia en la cuál descubres talentos y te descubres a ti misma haciendo cosas que nunca hubieras imaginado.

Hoy les traigo la segunda parte de los tipos de madre que hemos visto o que hasta sin querer somos, se vale reír de nosotras mismas y con base a eso corregir ciertos aspectos que quizá no nos agradan.

Mamá Gallina: Todo absolutamente todo representa un constante peligro para sus amados polluelos, el sol, la lluvia, el aire, la mosca, pero además ayuda en TODOS sus problemas a su(s) hijo(s), o peor aún evitarlos, SIN IMPORTAR LA EDAD.

Mamá de Regina George: Invita los tragos a los amigos de sus hijos, se pega a las fiestas es más ¡Ella las organiza! lleva a sus hijos al antro y si puede se queda ahí y lo peor ¡hasta liga!

Mamá Salubridad: Cuando te llega cualquier mal, ella te cuida y te sana con todos sus remedios caseros o ella sabe cómo combatirlos. Lo maravilloso de ella es que tiene mejor surtido que cualquier farmacia dependiente de gobierno.

Mamá ñera: Folklore es su segundo nombre ¿quién no ha dicho? “primero límpiate bien y luego haces lo que quieras” o “no lavas ni tus calzones pero ya tienes novia(o)”, pero eso sí siempre va a demostrarte su amor con más frases tipo “mi chiquito lindo” “toma mi bebé tu sanguis” y dice “guasa, feisbu, iutu” o si todo se le complica va a decir “estas fregaderas”.

Lo que todas tenemos en común es que amamos a nuestros hijos profundamente y nuestra vida gira en torno a ellos, si ellos lloran nosotras sufrimos, si logran algo importante lo festejamos aún más que ellos, si se portan mal obviamente los regañamos aunque en privado sufrimos y pensamos ¿Qué estoy haciendo mal?, cada queja es como un piquete en el orgullo, cada consejo mal intencionado te convierte en una bomba de tiempo, pero cada mañana cuando despiertas y los ves ahí en su cama dices “OK, vamos de nuevo por y para ellos” su sonrisa ilumina tu día y un abrazo de ellos puede hacer que un mal día se vuelva el mejor.

¡Felicidades a todas las que son madres!

¡Viri, bienvenida al club!

Mi Twitter @mafergarnica, espero sus comentarios.

¡Te amo Ma!

ANTERIORES

Publicidad