24 de Abril del 2019

La desaparición de poderes que propone José Juan para Puebla

Por Viridiana Lozano / /
La desaparición de poderes que propone José Juan para Puebla
Foto: Especial

Guiapara interior viri

A partir de hoy José Juan Espinosa Torres y los morenistas que aún están aliados a Luis Miguel Barbosa iniciarán una nueva batalla, después de haber perdido 4-3 la de la anulación de la elección: van por la desaparición de poderes.

Sí, existe la figura, está en el artículo 76, fracción V de la Constitución, su reglamento fue aprobado en 1978, durante el sexenio de José López Portillo.

Se trata de una plan desesperado y con antecedentes de fracaso, que sólo procederá ante situaciones extremistas que espero, en su desesperación, no busquen provocar a propósito los barbosistas: que alguno de los poderes violente la autonomía del otro, que abandonen el ejercicio de sus funciones, que físicamente estuvieran imposibilitados para ejercer sus cargos, que por conflictos entre ellos afecten la vida del Estado, que pretendan perpetuarse en el cargo, o que quieran "reorganizar" el gobierno en poderes diferentes a los existentes.

Evidentemente, José Juan y su grupo político pretenden caer en el precepto de que con la gobernadora electa, Martha Erika Alonso existe tal conflicto que sería imposible el avance del estado. Esto lo harán desde el Congreso de Puebla y ya lo ha advertido varias veces en su discurso, luego de que el gobernador Tony Gali ha vetado varias de las iniciativas presentadas por el Congreso en el que, paradójicamente, el propio José Juan se ha perpetuado como presidente de la Mesa Directiva.

Plantearán que, si Martha Erika Alonso se niega a publicar sus iniciativas y ellos también a avalar las que ella proponga, se generará un circulo vicioso que dejará a Puebla en un impasse.

El papel de la senadora Nancy de la Sierra será preponderante porque es el Senado el que realiza la declaratoria de "Desaparición de Poderes" y nombra un "gobernador provisional" que en tres meses convoque nuevamente a elección, que se realizará en no más de seis meses.

Mientras, el Poder Legislativo local permanece parado y los secretarios de los juzgados resuelven los casos en lo que el "gobernador provisional" designa a los magistrados, para que después sean avalados por el nuevo Congreso.

Ya sé, suena a una locura, pero existe y el procedimiento está en el Reglamento de la fracción V del Artículo 76 de la Constitución, y es a él al que en su desesperación pretende recurrir José Juan Espinosa, por eso su advertencia en Twitter: "esto apenas comienza", dijo, anunciado que hoy lunes daría a conocer su postura sobre el fallo del TEPJF.

Es esta la idea que presentó a Luis Miguel Barbosa en la comida de la derrota que tuvieron este domingo.

Pero existen antecedentes, en más de 60 ocasiones se ha planteado la posibilidad de decretar la "Desaparición de Poderes" en los estados, en Puebla sucedió en 1920 y en 1924, pero nunca ha sido aprobado, pues al final siempre termina ganando la idea de que hacerlo se violaría la autonomía Constitucional de los estados y se destruiría el sistema federal mexicano.

No sucedió ni siquiera en 1961 cuando en Guerrero el gobernador en turno quería desincorporar uno de sus municipios.

José Juan Espinosa dice que su idea es apoyada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y cree que tres años serán suficientes para convencer al Senado, al Presidente y al paìs de que en Puebla hay tal situación de ingobernabilidad que se deben convocar nuevamente a elecciones.

Por cierto, el "gobernador provisional" se elige de una terna enviada al Senado por el Presidente, en este caso Andrés Manuel López Obrador, no puede ser nadie que sea integrante ya de los poderes que se "desaparecerían" y no puede participar en la elección extraordinaria.

La intención de José Juan Espinosa provocará de ya una parálisis en Puebla, porque para fortalecer su hipótesis debe de demostrar que el Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial, no pueden llegar a un solo acuerdo, por ponerlo en términos fáciles.

Entonces prepárense para que desde el Congreso se pretenda frenar el Presupuesto 2019, o al menos modificar de una forma tan fuera de razón que obligue a Martha Erika Alonso a tomar medidas drásticas; prepárense para ver iniciativas de reforma y propuestas de nuevas leyes "imposibles"; además de la guerra mediática de declaraciones y descalificaciones hacia la gobernadora electa; prepárense para ver una lista interminable de funcionarios que quieren llamar a comparecer una y otra vez; procedimientos contra ex gobernadores y hasta propuestas de desafuero.

Prepárense para la locura...

ANTERIORES

Publicidad