24 de Septiembre del 2018

Ponce de León y los hoteleros del Centro Histórico, ¿acoso o extorsión?

Por Edmundo Velázquez / /
Ponce de León y los hoteleros del Centro Histórico, ¿acoso o extorsión?
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

Aquí contamos la semana pasada la historia de Gustavo Ponce de León, director ejecutivo de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles AC.

Y planteamos un poco de su doble moral a la hora de criticar en medios de comunicación a unos empresarios del ramo por, supuestamente, no tener protocolos en contra de la trata de personas. Pero al momento de checar a sus propios agremiados —como los propietarios del motel Punta Palmas, de la Diagonal Defensores de la República— simplemente cierra los ojos.

Le contamos que en ese motel, el Punta Palmas, tuvo su última cita la modelo y scort venezolana Génesis Gibson, el pasado 16 de noviembre, donde habría esperado a sus captor y asesino.

Ver: Asesinan a Génesis Gibson, la venezolana que desapareció en Puebla; hallan su cadáver en hotel de la CDMX

Incluso, la relación de los operadores de redes de trata de personas en Puebla y el centro del país con el hotel Punta Palmas es totalmente conocida, pues scorts vienen de distintos estados para alojarse ahí y utilizarlo o esperar a sus clientes.

El director ejecutivo de la Asociación de Poblana de Hoteles y Moteles AC desconoce que la Fiscalía Especializada en Delitos de Alto Impacto (FISDAI) mantiene comunicación directa con varios propietarios de este tipo de inmuebles en el Centro Histórico, con quienes revisa los protocolos para evitar la trata de personas.

Pero en fin. Como lo dijimos: Lo que no suena lógico, suena metálico.

Resulta que Ponce de León ha presionado a los propietarios de inmuebles en el Centro Histórico, y buscó a algunos de ellos para que se caigan con unas cuotas.

Cuando los hoteleros se negaron al pase de charola, comenzaron una serie de declaraciones del titular de los hoteles y moteles.

Que si no tenían protocolos, que si toleraban la trata, que eran de lo peor.

Lo que Ponce de León esperaba era azuzar a las autoridades contra estos hoteleros, pero no contaba que ya tienen un acercamiento para evitar que cualquier tipo de redes operen en estos inmuebles.

Es más, ya han comenzado algunas investigaciones por esta colaboración.

Así que a Gustavo Ponce de León no le sirvió ni la presión mediática ni le cayeron sus centavos, sus moches disfrazados de cuotas.

Así la historia.

No todo es sangre

No todo es sangre, ni balazos, ni historias de funcionarios corruptos en esta columna.

Hoy es un día bastante especial.

Casi cabalístico.

Hace seis años Selene Ríos, Viridiana Lozano y Yonadab Cabrera arrancaron un 16 de abril Periódico CENTRAL.

Un año después me uniría al grupo y hasta la fecha creo que es el mejor trabajo de mi vida.

Me atrevo a decir que no conozco una redacción tan diversa, divertida y especial como el equipo que formó Selene y que sigue casi intacto, con varias adhesiones bastante buenas.

La misión es mantener vivo el sueño de Selene y seguir dando batalla en el muy competido escenario de los medios de comunicación en Puebla.

Felicitaciones a Viridiana Lozano que lo ha hecho de maravilla y a un agradecimiento enorme a la familia de Selene por su atención al proyecto.

Y ahora nos ponemos cursis

Pongan los violines.

Prendan velas. De esas romanticonas.

Tiren pétalos de rosas por todos lados.

Ahora que ya estamos listos y muy románticos tengo que hablar más seriamente de lo normal.

¿Qué mejor muestra de que el 16 de abril tiene algo poderoso?

Igual, un 16 de abril, casualmente pero hace dos años, Yair Flores aceptó dar el sí al que esto escribe.

Este 16 de abril del 2016 Yayito aceptó ser el dueño de mis quincenas, el padre de mis pugs (Chuleta y la recién llegada Mortadela) y mi principal razón de alegrías, desvelos y sobre todo del esfuerzo de todos los días.

Por eso en esta columna hoy no todo es sangre, ni bandas criminales ni funcionarios corruptos.

Hoy quiero agradecerle al señor Flores por ser el principal motor.

El cómplice, el alcahuete, el amigo, mi pareja, mi marido.

Muchas gracias por tu paciencia y sobre todo por tu amor, Yayito.

Feliz segundo aniversario.

ANTERIORES

Juan Nájera

Publicidad