21 de Septiembre del 2018

Pagar para que te paguen

Por Edmundo Velázquez / /
Pagar para que  te paguen
Foto: Central.

CUENTA HASTA DIEZ

Hace una semana exactamente le conté que algo anda mal en el Centro Puebla de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Le relaté que a varios de los afectados por la construcción del Distribuidor D8, en la zona de Casa Blanca de la capital de Puebla, y también por la extensión de la carretera federal Zacatlán-Chignahuapan, no se les ha pagado un solo peso de sus tierras.

Y que, desde la administración del Centro SCT, a cargo de Raúl Salvador Aguirre Valencia, se les enviaba a personeros para buscar una solución.

Ajá, esa solución tenía un pequeño inconveniente. Tenían que mocharse para que por fin cayera el monto de lo que les adeudaba el Centro SCT.

Solamente en México pasa esto, pagar para que te paguen.

Bueno pues, nuestras fuentes dentro del Centro SCT nos detallan que tienen bien ubicado al enviado por los moches.

Aunque no aparece en el organigrama, existe un ingeniero de nombre Mario Guerrero Prada que es quien acude a nombre de Raúl Salvador Aguirre.

El ingeniero Guerrero está identificado como quien exige los moches a cambio de que, por fin, se paguen el monto de los bienes que fueron afectados por la construcción de ambas vialidades federales.

Lo que no sabemos es si realmente el ingeniero Guerrero “trabaja” por su cuenta y quiere sacar alguna ganancia económica.

Y ese ingeniero Guerrero pide el 10% de “comisión” a cambio de que se resuelva el pago de sus predios.

¿O será un coyote al servicio del director del Centro SCT?

No queremos pensar mal, ¿verdad?

Pero hasta el momento siguen sin pagar a los propietarios de predios que fueron utilizados para la construcción del Distribuidor D8 y en la ampliación de la carretera Zacatlán-Chignahuapan.

Estamos hablando de predios que van desde los 200 mil hasta más del millón de pesos.

No queremos pensar mal, pero imagínense el moche que se llevarían estos funcionarios si lo que temen los propietarios fuera cierto.

No queremos pensar mal, pero ¿entonces para qué mandar a un fulano como el tal ingeniero Guerrero a pedir los moches?

Esperemos pronto llegue el pago a estas familias que mantienen en vilo su patrimonio.

Y que no tengan que pagar un moche para que les paguen.

ANTERIORES

Juan Nájera

Publicidad