14 de Diciembre del 2018

A los agentes de la Interpol México los mandaron al matadero

Por Edmundo Velázquez / /
A los agentes de la Interpol México los mandaron al matadero
Foto: Central

CUENTA HASTA DIEZ

Entre los agentes de la Agencia de Investigación Criminal y de la Procuraduría General de la República asignados a la Interpol en México hay ira.

Hay una verdadera molestia por el modo en que los superiores se manejan.

Si ya había quejas por sus titulares y jefes de grupo, desde el asesinato de sus compañeros, Luis Alberto Luna Flores y Víctor Hugo Suárez Díaz, la situación se comienza a tornar insostenible

 

Luna y Suárez son los dos agentes abatidos en Acatlán de Osorio, Puebla, el 26 de septiembre pasado.

Ambos se encontraban en operativo buscando a uno de los latinos más solicitados por las autoridades norteamericanas: Orlando Orea.

Orlando Orea ya era buscado por el homicidio del coach de la Mayor League Soccer en Nueva York, Mike Jones.

Y esa tarde asesinó a los agentes mexicanos.

VER: Él es Orlando Orea, el asesino de dos agentes de Interpol y un coach norteamericano

 Bueno pues, para sus compañeros, los agentes fueron enviados al matadero por sus superiores.

Ya comienzan a circular una serie de cartas internas, cadenas y comunicados entre los agentes que están hartos porque el titular la Agencia de Investigación Criminal, Omar Hamid García Harshuf, hace caso omiso y oídos sordos a sus denuncias y exigencias de mayor seguridad.

 

 Los agentes asignados a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol, están hartos de las acciones que ha tomado incluso su jefe, Francisco Almazán Barocio.

En uno de los mensajes de Whatsapp que circulan entre los agentes acusan a Francisco Almazán por montar operativo a la ligera y convertir algunos de estos en “verdaderas farsas”.


Textualmente, parte de los mensajes señalan a los directivos por enviar a los agentes a buscar a Orea en Puebla sin una orden de cateo formal.

Además, el operativo fue realizado al vapor y eso se notó en la forma en que murieron los dos miembros de Interpol México.

Los agentes consideran que sus compañeros fueron enviados al matadero porque no contaban con la información básica que pudiera asegurarles ante qué tipo de objetivo se encontraban.

Además de que no había ni la información básica sobre Orea, ni una orden de cateo, el operativo se agilizó y se ordenó de manera abrupta.

Los miembros de la Interpol en México aseguran que el operativo se ordenó en tiempo record porque las autoridades locales se vieron muy necesitados en detener a Orlando Orea, y de paso cobrar la recompensa que existe desde el FBI.

Y a eso tienen que sumar que, Daniel Sánchez Peña, el encargado de la célula de Interpol que ingresó ese día a Acatlán de Osorio mantiene en total sigilo los hechos en la fallecieron ambos agentes.

No hay información ni un relato certero de lo ocurrido ese 26 de septiembre.

Nadie sabe qué se salió de control cuando había un grupo de tarea completo para detener a un solo hombre.

No duden que pronto salgan a la luz los mensajes completos donde aparecen más muestras de irregularidades desde los titulares de la Agencia de Investigación Criminal y de la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol en México.

Porque hay mucha molestia entre los agentes.

Y allá dentro hay muchos datos que no tardarán en soltar.

Solamente es cuestión de tiempo para que esta apestosa cloaca se abra.

ANTERIORES

Publicidad