15 de Octubre del 2018

¿Dónde quedó (la banda de) La Bolita?

Por Edmundo Velázquez / /
¿Dónde quedó (la banda de) La Bolita?
Foto: Especial

Cuenta hasta diez

 

Los comerciantes ambulantes que son tremendamente tolerados por la Secretaría de Gobernación Municipal y siempre odiados por los empresarios formalmente establecidos.

Los cadeneros y roba celulares que son tolerados, alentados y apapachados por algunos de los grupos de los más poderosos ambulantes.

(Que incluso permiten la venta de los celulares robados ahí mismo, en las calles del Centro Histórico.)

Mención aparte tienen las mujeres que se auto explotan algunas y otras que son víctima de trata de personas y que ahora se han multiplicado.

Además, para sorpresa de algunos incrédulos, están los narcomenudistas que controlan algunas narcotienditas dentro de vecindades.

Incluso existe la venta de alcohol y drogas en estas casonas que sirven como refugio de muchos maleantes.

Pero, a la jungla han llegado los integrantes de una nueva especie.

Ya se les ve rondando calles mi específicas en donde son tolerados por autoridades y ambulantes.

Son los miembros de la banda de “La Bolita”.

Así, como su nombre lo dice, operan un juego de azar en las calles del Centro Histórico.

Se trata de un grupo de sujetos ponen a mitad de la banqueta un cajón con tres tapas en la que esconden una bolita.

Muchos pensarán que es totalmente inofensivo.

Pero, deja de serlo en cuanto los incautos desconocen que son toda una banda, una red de varios sujetos que simultáneamente mueven a más de 10 personas en dos puntos de las calles del Centro Histórico. Y que encima pueden ser muy violentos y generar un problema más a la gobernabilidad de estas calles bravas.

Se dividen en dos equipos.

Unos se colocan en las calles 9 Norte y 8 Poniente.

Los segundos se encuentran usualmente en la 12 poniente y 5 de Mayo.

Los dos equipos operan del mismo modo:

Uno es el sujeto que embauca y juega las tapas, atrae a las víctimas.

Usualmente se acompaña de un segundo hombre, joven, que llama y refuerza la buenaventura que tendrán los jugadores.

Un tercero es el palero. Un buen actor que se acerca y juega. Gana de inmediato y así provoca que los mirones se arriesguen de inmediato.

Dos sujetos más son los gandallas que observan a lo lejos. Una vez que la víctima ha caído en sus garras y perdió todo el dinero posible en poco tiempo, estos dos sujetos se aseguran de sugerirle que evite reclamos o incluso lo golpean si la cosa se pone pesada.

Así, otros cinco hombres funcionan en el otro punto. Ambos equipos se intercambian y usualmente se les ve cada tercer día, pero, según nos comentan nuestro informante, cada vez aparecen más seguido.

¿Por qué? Porque ya se están mochando y pasan su dinerito a las autoridades correspondientes.

Tan bueno es el negocio que alcanza para darles a todos los actores, golpeadores y embaucadores que participan y encima les toca a otros parásitos.

¿Qué grupos de ambulantes toleran a esta banda de "La Bolita”?

¿Qué funcionarios de Secretaría de Gobernación Municipal o de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal ya saben de su operación y se hacen los occisos?

¿O me van a decir que no saben de la aparición de esta nueva especie en la jungla que es el Centro Histórico?

ANTERIORES

Publicidad