16 de Noviembre del 2019

Revelaciones que matan

Por Yonadab Cabrera / /

yonachinguen ident

¡Santas indiscreciones Batman!

¡Maldita era de la tecnología!

Ya no hay secretos.

Todo se sabe.

Todo se escucha.

Todo se ve.

¡Maldito FacebookLive!

¡Maldigo la hora en la que llegaste!

No hay nada peor que meter la pata, irse de boca como gorda en tobogán y frente a todo tu tan amado auditorio. Sí, así le ha pasado a algunos periodistas como el legendario “¡Avísenme que ya estoy al aire!” o al nada agradable Fernando Crisanto cuando casi se le va la boca chueca al hablar de mi querido Arturo Rueda y tío Mundis alias Edmundo Velázquez.

Por supuesto, yo tenía que incursionar en esa lista de indiscreciones al aire. Tardé años pero lo hice, por fin fui incluido en el grupo de periodistas y gente sin oficio y beneficio que mete la pata en las transmisiones de FacebookLive o en una señal normal de televisión, lo único malo es que mi indiscreción es monumental ¡Santa metida de pata! En contra de una pobre incauta a la que quiero mucho y adoro.

Verán:

Nos encontrábamos en el último día de transmisión en la Tropical Caliente, en nuestro ya tradicional programa campañero “Hola Tropitroles”. Arturo Rueda decidió hacer una transmisión especial de FacebookLive, ya no hacíamos dichas transmisiones porque siempre se nos iba la boca, pero por ser una ocasión única y especial la hicimos.

Todo transcurría bien, nos cuidábamos de lo que decíamos, volteábamos a cada rato al celular de las transmisiones para recordar que estábamos al aire de forma ininterrumpida, pero conforme transcurría el tiempo se nos olvidaba más y más el FBLive, hasta que la desgracia ocurrió.

Arturo Rueda (AR): Tengo ganas de una mamita bien sabrotza, sabrotza… Hola mijaaaaaa, quiero humedecer la brocha, dame permiso.

Viridiana Lozano (Viriloz): Ay wey, estás toto, deja de decir vulgaridades ¡Qué naco te escuchas!

Héctor Hugo (HH): Sí, ya que legalicen a las de 16, ahí la cuca todavía sabe y huele a chis.

Edmundo Velázquez (Policía de la moral): Ay Rueda no cambias. Dios nos libre de los viejos libidinosos como tú.

Y Yo (Yo): Ahí tienes a la Mara Zip, tanto está chingue y chingue que quiere que se los eches, pues ya déjaselos caer……

(Sí, cambié el nombre de la dama para no cometer la misma torpeza)

Por supuesto, en cuanto lo dije todos gritaron “FaceeeeeeeebookLive” volteé a ver desconcertado a todos y dijeron “Pendejo, estamos en FacebookLive”, me puse de mil colores, pasé saliva, me di cuenta de la tontería monumental que había hecho y me llevé las manos a la cara.

De pronto cayeron cinco mensajes que decían “No escuché, repite lo que dijiste Yona”, eso me tranquilizó por unos segundos porque después vino la lluvia de mensajitos “Yo sí escuché, yo escuché el nombre, qué muchacha tan bárbara y golosa, los quiere todos”, tuve que esperar 40 minutos, 40 largos e infernales minutos para escuchar la transmisión y verificar si en verdad se había notado mi metida de pata o no.

¿Qué creen?

Sí se escucha clarito, muy clarito “Mara Zip”, se escuchó a todo lo que daba, a los 4 vientos, en todo Puebla. Me disculpo con mi amiga a quien quiero mucho por tan tremenda quemadota que le di.

Moraleja: Eviten que me entere de cosas muy personales, nunca sé cuándo los vaya a quemar.

¡Claro! Chinguen al guapo.

Publicidad