19 de Noviembre del 2018

#TrendingTopic, ¿sinónimo del éxito en marketing político?

Por Daniel Fajardo / /

El marketing político evoluciona a una gran velocidad, un factor para ello son los impactos y la inmediatez que los medios de comunicación digital ofrecen a las campañas como vehículos que les permiten generar acciones medibles y una interacción en tiempo real.

Dichas actividades influyen directamente en las otras piezas que conforman la totalidad de la mercadotecnia política actual, convirtiendo a la comunicación como la parte central del proceso.

Un argumento contundente

Un candidato se juega en su popularidad un espejismo del resultado que puede lograr en las urnas, las elecciones más recientes nos han demostrado que confiar en el espejismo de ser un Trending Topic solamente puede cobrarles una factura muy alta.

Un Trending Topic puede construirse en segundos, es una bola de nieve que no se puede controlar una vez que inicia su marcha, ésta es una analogía de una falsa opinión pública, el hecho de que todos hablen de un tema (o en este caso de un candidato) no significa que comulguen con él, mientras que el acto final de un proceso electoral sea individual y privado, los candidatos deberían pensar menos en enfocar sus estrategias en efectos que generan reacciones de multitud.

Con el antecedente que la publicidad sufrió por mucho tiempo diseñando estrategias creativas que le permitiera (de forma económica o no) calificar el impacto del mensaje y medir la respuesta del mismo en acciones específicas, la comunicación digital ofrece de una manera muy sencilla el control de todos estos factores.

Es por ello que los políticos confían ciegamente en las reacciones del público ante sus interacciones en redes sociales, convirtiendo a éstas en un espejismo que incluso se usa como bandera propagandística para sugerir su posible victoria.

Detrás de la estrategia

Inspirados en una sociedad poco crítica, las estrategias en la actualidad se basan en mantener el nombre del candidato siempre al frente de las tendencias, ya sea por ser noticia o por descalificar el discurso de otro candidato.

Como sea, lo importante es que la gente hable de él (ella), pensamiento que se apega al principio del Branding en donde el objeto busca convertirse en concepto dentro de la mente de un consumidor (que en la terminología del marketing político es elector)

Hasta ahí el camino del método es el correcto, la falla está en la imagen tan superficial y plástica, o mejor dicho poco creíble que los candidatos crean de si mismos, regresamos al mismo punto, el hecho de que un candidato sea un trending topic no significa que realmente tenga una ventaja verídica en las urnas.

Una sociedad poco crítrica es un arma de doble filo, actúa como multitud y es poco reflexiva en sus decisiones, mismas que pese a sostener un apoyo en redes sociales durante meses hacia un candidato, la realidad y nos lo han demostrado otros procesos electorales como el de Estados Unidos, al momento de votar, un candidato #trendingtopic puede llevarse una desagradable sorpresa al concluir la jornada.

El gran hueco en la estrategia mediática de los candidatos al proceso electoral 2018 es sin duda su imagen plástica, más trabajada hacia buscar ese efecto que en realidad construir el "Branding" que pretenden con una imagen sólida.

Las redes sociales son sin duda una gran herramienta que si se utilizan para hacer verdadera propaganda y no solo discursos publicitarios disfrazados de ésta, sin duda generarían contiendas muy interesantes ahora también en el terreno digital.

Comparte tu opinión con nosotros @mimfo_oficial y www.mimfo.com

 

ANTERIORES

Publicidad