23 de Septiembre del 2018

Una mayoría dividida

Por Daniel Fajardo / /

La mayoría con la que AMLO gobernará está conformada de un alto porcentaje de políticos que por supervivencia más que convicción, se sumaron al movimiento del ahora presidente electo pero ¿qué tan fieles pueden serle? Abiertamente muchos de ellos han argumentado que si las condiciones de gobernabilidad no son las óptimas se manifestarán en su contra, pero ¿cuáles podrían ser éstas?, ¿las mismas que justificaron la deserción de sus anteriores partidos?

Neo-político

El concepto de militancia hacia un partido ha cambiado, el militante que defendía a capa y espada los estatus de su partido, que estaba dispuesto a morir con su fracción y ocupar con la misma responsabilidad la derecha que la izquierda en el país parace ser solo un referente conceptual que dista mucho de lo que realmente ocurre en la actualidad.

Hoy un político se guía por sus propias convicciones y donde cree que es donde tendrá la mayor libertad para actuar por el bien de México, al menos es el mensaje que dan en el discurso a los medios en el cual justifican su deserción, a lo cual les replico con este pensamiento: Si realmente están comprometidos con su partido ¿por qué en lugar de emigrar no realizan un trabajo interno para componer a sus instituciones?

Crisis y futuro incierto

Otra de las razones por las que un político emigra y sin ningún remordimiento asume la representación de otro partido, descartando la cuestión de ambición por el poder, tiene que ver con la crisis interna que viven estas instituciones en nuestro país. El poder por encima del valor, la ideología y el desarrollo. La esencia ideológica de un partido es atemporal, no comulga con los intereses de sus actuales miembros, la identidad es light, mientras convenga a los intereses de sus militantes será adoptada, cuando no sea así se desechará con facilidad.

Y aunque el tema en donde el partido tendría que estar por encima de los intereses de sus particulares debería ser el centro de esta discusión, lo cierto es que el tema poco a poco queda rebasado por la misma evolución de la tecnología.

¿Cuántos candidatos necesitan un partido realmente para alcanzar la proyección que buscan a nivel nacional? Las redes sociales les abren esa ventana y un partido solamente les da el aval de aparecer en una boleta.

Muchas son las razones que obligan a los partidos a evolucionar, en esta columna el día de hoy hemos expuesto algunas pero sin duda la reconstrucción que están realizando la mayoría de los partidos debe tener en su agenda estos temas.

Lo mismo debe ocurrir con el equipo más cercano de #AMLO quien debe estar consiente del tipo de políticos que conforman su estructura a lo largo de toda la cadena. La mayoría de ellos están ahí por conveniencia y con la misma tranquilidad y con el discurso de buscar el desarrollo de nuestro país siempre estarán buscando su propio beneficio sin importar la fracción política a la que representen o representarán a futuro.

Comparte tu opinión conmigo en @danielfajardomx y www.danielfajardo.mx

Mtro. Daniel Fajardo

Agencia de Servicios de Comunicación Integral

Mimfo Comunicación 

Tel: 01 (222) 4440088

www.mimfo.com

ANTERIORES

Juan Nájera

Publicidad