21 de Noviembre del 2019

Absurdos

¿Santa Claus come hongos alucinógenos?

- Foto: Especial / Pijamasurf

Renos voladores, hongos mágicos blancos y rojos y prácticas chamánicas asociadas a Santa Claus.

Por Pijamasurf /

Desde hace algunas Navidades ya, circula en la red una leyenda, un meme, una hipótesis un tanto loca, pero ciertamente "mágica" que sugiere que Santa Claus es un chamán, cuando no un hongo alucinógeno de la especie Amanita muscaria (los famosos hongos blancos y rojos).
Al principio esta historia empezó a circular en sitios que quizá no tienen gran prestigio, pero en los últimos años ha empezado a circular también en sitios como el New York Times y otros similares.

Lo primero que hay que notar es el hecho de que Santa Claus no sólo comparte colores con Coca-Cola, también con una especie de hongos psicodélicos llamados Amanita muscaria, los cual han sido utilizados por chamanes en Siberia y en diversas zonas nórdicas por cientos de años (si bien se encuentra en numerosos países incluyendo en México, cerca de montañas o volcanes). Además, existen reportes de que los renos que viven en estas zonas suelen consumir estos hongos (y no son los únicos animales que gustan de intoxicarse). Por otra parte, académicos han notado que los mitos y ritos de los Sami, una cultura tradicional del norte de Finlandia, tienen notorios parecidos con las narrativas familiares de Santa Claus y su viaje navideño. Según el académico Lawrence Millman, los chamanes utilizaban el Amanita muscaria para actuar como intermediarios entre el mundo espiritual y el mundo humano, en ocasiones trayendo soluciones, medicina y sanación de ese mundo: "regalos". Muchas descripciones de sus experiencias psicodélicas con la Amanita muscaria suelen mencionar vuelos o viajes astrales, en cierta forma correspondientes al vuelo nocturno de Santa Claus. Y el mismo hongo es conocido como "fly agaric". Asimismo se ha jugado con la idea de que los renos son los espíritus animales de los chamanes, en este caso de Santa Claus, que se desdobla a través de ellos.

Esta misma historia se conecta con la noción de que el árbol de Navidad se asemeja simbólicamente al axis mundi, o árbol de la vida, ligado en la tradiciones chamánicas con la estrella polar (el Polo Norte donde Santa y sus duendes hacen regalos mágicos). Esta noción del axis mundi o eje del mundo, es algo que el académico Mircea Eliade ha notado existe en la mayoría de las culturas chamánicas. 

Existen, por supuesto, explicaciones más sencillas y más plausibles para explicar cómo se conformó la leyenda de Santa Claus. Pero esta idea de que detrás de Santa Claus está el mito de un chamán que utiliza hongos mágicos para viajar entre dimensiones y obtener regalos -en ese caso espirituales y no materiales-, parece captar mejor el espíritu de la Navidad. Al menos, lo capta más de lo que lo hace la versión moderna de Santa como una especie de deidad de consumo.

Por último hay que mencionar, lo cual en cierta forma anularía esta leyenda -aunque sólo en relación a este tipo de hongos-, otra hipótesis popularizada en los últimos años que sugiere que en realidad Santa Claus originalmente era verde y estaba ligado a una deidad de la naturaleza de la mitología nórdica. Así que tal vez si era una figura en cirta forma "chamánica", pero no necesariamente ligada a los Amanita muscaria.

Pijamasurf 

COMENTARIOS

Publicidad