Friday, 07 de October de 2022

Política

Por traidores, Javier Lozano y cuatro senadores más serán expulsados del PAN; exigen juicio justo

- Foto: Especial

A través de un comunicado los cinco senadores que votaron por la designación de Ernesto Cordero como presidente de la Mesa Directiva del Senado, fijaron su postura y se defendieron de los señalamientos en su contra

Por Osvaldo Macuil/@OsvaldoMacuil /

A Javier Lozano Alarcón y a los cuatro senadores del PAN que votaron por la designación de Ernesto Cordero como presidente de la Mesa Directiva del Senado –determinación contraria a la propuesta del Comité Ejecutivo Nacional– se les iniciará el proceso de expulsión de su partido por lo cual exigieron un juicio justo.

A través de un comunicado firmado por Ernesto Cordero, Roberto Gil Zuarth, Jorge Luis Lavalle, Javier Lozano y Salvador Vega Casillas, se reveló la intentona de expulsión en su contra del Acción Nacional.

Enfrentaremos el proceso de sanción con dignidad y hasta las últimas consecuencias. Exigimos un juicio justo, público e imparcial, en el que se respeten nuestras garantías y derechos. Desconoceremos la autoridad y jurisdicción de los órganos del autócrata dirigente. Iremos hasta el Tribunal Electoral si es necesario. Anaya no decide quién es panista y quién no”, sostuvieron en la misiva.

El viernes 1 de septiembre en la elección de la Mesa Directiva del Senado, el PAN propuso en primera instancia a las senadoras Laura Rojas y Adriana Dávila para presidir este órgano, seis meses cada una, pero el PRI decidió vetar esta propuesta y en su lugar decidieron impulsar a Ernesto Cordero.

Los senadores de Acción Nacional rechazaron la propuesta de Cordero, pero cinco albiazules decidieron respaldarla y evidenciar la ruptura que existe entre el grupo de Felipe Calderón y el de Rafael Moreno Valle con el dirigente nacional, Ricardo Anaya.

Los cinco senadores panistas descartaron que la propuesta de Cordero haya sido una moneda de cambio para apoyar el nombramiento de Raúl Cervantes como Fiscal General de la República.

Por el contrario, sostuvieron que estos señalamientos son una “cortina de humo” para que no se hable del escándalo que atraviesa su dirigente nacional, Ricardo Anaya sobre el crecimiento inexplicable de su patrimonio.