Saturday, 21 de September de 2019

Nacional

Les valió: Senadores aprueban en comisiones Ley de Seguridad que repudian ONU, CNDH y ciudadanos

- Foto: Especial

Las Comisiones Unidas de Defensa, Estudios Legislativos, Marina y Gobernación del Senado aprobaron el controvertido dictamen de la Ley de Seguridad Interior esta noche, a la espera de que sea discutido el día de mañana en el pleno del Senado.

Por Sin Embargo / Juan Luis García Hernández /

El dictamen de la ley de Seguridad Interior fue aprobado en las Comisiones Unidas de Defensa, Estudios Legislativos, Marina y Gobernación pese a la petición de la oposición de no dictaminar de forma exprés hasta no realizar audiencias públicas que analicen la ley que se pretende aprobar el día de mañana a las 11:00 horas.

El dictamen de la Seguridad Interior hecho llegar por la presidenta de la Comisión de Gobernación Cristina Díaz Salazar del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a los senadores de las cuatro comisiones fue cuestionado por la oposición. Y en particular por el presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Benjamín Robles, del Partido del Trabajo (PT).

Robles acusó que las modificaciones a nueve de los 34 artículos se centraron en cambios superficiales y no de fondo. E inició su interpelación alegando que el cambio al artículo uno de la Ley, en el que se hace expresa su vinculación con la constitución es un intento de encubrir la “inconstitucionalidad” que guarda la minuta.

Destacó que en el artículo siete se les pidió que se aclare que el Ejército respetará los derechos humanos: “Estos cambios son insuficientes, porque no generan ningún control adicional, ni extraordinario de supervisión de una materia de derechos humanos que fue lo que propusieron los organismos internacionales, las organizaciones civiles e instituciones académicas”.

Otra de las modificaciones discutidas hoy fue la hecha al artículo 8 la cual eliminó el calificativo “pacífico” a las manifestaciones que no serían consideradas una amenaza de seguridad interior.

De esta manera se evita que se pudiera malinterpretar que las protestas no pacíficas pacificas sí serían una amenaza, consideró el presidente de la Comisión de la Defensa, el Senador del Partido Acción Nacional (PAN) Fernando Torres Graciano.

“Se avanza sí, pero el problema subsiste. La Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea serán las que determinen a su arbitrio cuando una protesta se ajusta o no a la constitución”, dijo Robles.

Asimismo, el artículo nueve de la minuta de Seguridad Interior que el propio Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI) había calificado de trasgredir los principios de máxima publicidad, a consideración del Senador del Partido del Trabajo.

“Me parece un cambio superficial y que no atiende el verdadero planteamiento central del INAI en el sentido de que este artículo fomenta la opacidad al establecer implícitamente, que toda información de seguridad interior será en los hechos confidencial y de reserva”, indicó.

Por su parte, la Presidente de la Comisión de Gobernación Cristina Díaz reconoció que el país se había sumido en la violencia, lo que haría necesario fortalecer un marco jurídico para las Fuerzas Armadas.

“Sus actividades, como ustedes lo han visto se ha visto limitadas por la falta de un marco normativo, que regulen las acciones que pueden realizar en tiempos de paz. La última década en nuestro país ha atravesado por una crisis de seguridad que rebasa el umbral de la seguridad pública, y que pone en riesgo la seguridad interior, diversos problemas tales como el narcotráfico y delitos que de él se desprenden, el tráfico de armas y homicidios han acabado con la tranquilidad con muchas de las regiones de México”, indicó la priista.

Los votos a favor del dictamen en lo general le dieron luz verde en todas las comisiones para ser discutido en el pleno del Senado.

La Comisión de Gobernación lo aprobó con siete votos a favor y cinco en contra; la de Estudios Legislativos lo hizo con cuatro a favor y dos en contra; la de Marina con tres a favor y uno en contra; y la de Defensa con seis a favor y uno en contra.

Por acuerdo de las fuerzas del PAN y PRI, las reservas a los artículos del dictamen serán discutidas
en el pleno. Éstas recaen sobre los artículos uno, siete, ocho, nueve, 10 , 16, 21, 22 y 26, y un transitorio propuesto por el Senador Preciado.

En tanto que la Senadora panista Pilar Ortega adelantó que presentará en el pleno reservas a los artículos cuatro, ocho, nueve, 27, 33 y 34. De aprobarse los cambios en el Pleno, la minuta regresaría a la Cámara de Diputados para ser aprobada en su totalidad antes de que acabe el periodo de sesiones el 15 de diciembre.

PRI fuerza dictamen

La sesión de las Comisiones Unidas inició con objeciones del Senador del PAN Ernesto Ruffo y una moción de suspensión del Senador Benjamín Robles Montoya; a la que se sumaron Angélica de la Peña, Luis Sánchez Jiménez y Fidel Demédicis Hidalgo del PRD y el independiente Alejandro Encinas.

Ninguno de los alegatos fue atendido por la presidenta Cristina Díaz, quien puso a votación la moción la cual fue desechada por mayoría 15 a 8 votos.

El Senador Encinas pidió que tras la suspensión se llamara a comparecer a los secretarios involucrados con esta iniciativa y saber sus consideraciones. “No tiene por qué haber un régimen de excepción cuando ambos secretarios lo son como cualquier otro”, dijo.

La Senadora Angélica de la Peña hizo hincapié en la misiva enviada por el Parlamento Europeo en el que se expresa la preocupación por el apruebo a la minuta de Seguridad Interior.

“Permítame decirles que este decreto está desatendiendo lo dicho por los organismos internacionales y el propio Parlamento Europeo […]. Todas estas comunicaciones deben ser atendidas y además hemos recibido de organizaciones civiles y distintas personalidades”, dijo de la Peña, lo que terminaría en acciones de institucionalidad.

A lo dicho se sumó Sanchez, quien abogó por acatar lo dicho por la ONU en cuanto a considerar que nos hay condiciones propicias para discutir el dictamen previo al término de sesiones.

“Las modificaciones que se plantearon que por cierto no sabemos quién las redactó. Por supuesto que no son producto de la deliberación de todos los que tienen que ver con esto”, dijo el Senador del PRD.

José María Tapia, senador del PRI, descalificó que se sepa que consideraciones se tomaron en cuenta para hacer esos llamados a México.

“Los organismos internacionales siempre hablan de forma multilateral”, dijo la Senadora Laura Rojas del Partido Acción Nacional (PAN).

Un joven interrumpió el inició de la sesión con gritos de “golpistas”, la presidente pidió orden y el personal del Senado lo retiró del salón.

La segunda moción no atendida por el PRI fue la del Senador Juan Carlos Romero Hicks del PAN de realizar audiencias públicas sobre la ley de Seguridad Interior. Secundada por la Senadora Laura Rojas: “Audiencias públicas lo hemos hecho para muchos otros de asuntos de menor relevancia y es increíble que para este asunto no”, dijo Rojas.

“Me sobran los dedos de la mano para saber cuántas organizaciones de la sociedad civil han sido escuchados”, dijo Hicks. Sin embargo, bajo votación las comisiones unidas desecharon la idea con 15 votos en contra y nueve a favor.

“La aprobación de la ley de seguridad interior será un error histórico del Gobierno Presidente Enrique Peña Nieto, de los grupos parlamentarios del PRI y sus aliados en ambas cámaras, porque lejos de ofrecer una solución al problema de la violencia, profundizará la descomposición social, qué terrible que este Gobierno termine de esta manera”, dijo el Senador Miguel Barbosa Huerta, del PT-Morena.

De acuerdo con el Senador panista Roberto Gil Zuarth la ley cuenta con un doble estándar para garantizar que no propiciará que Fuerzas Armadas caigan en exabruptos.

“Tiene que acreditar el Presidente, para poder llamar a las Fuerzas Armadas, que no hay fuerzas civiles suficientes para enfrentar esta situación”, dijo Gil.

“Por supuesto, esta ley no va cambiar el problema de Seguridad Pública porque no es su propósito. Su fin es regular la facultad del Presidente que hoy es abierta, discrecional y sin límites”, agregó Gil.

Esta postura fue criticada por el Senador Barbosa. “Ahora nos dicen que el propósito nos abatir la inseguridad pública, sino regular en su vertiente de seguridad interior. Representamos visiones diferentes de país. Lo que esta ley propone es desarrollar el concepto de seguridad interior sustituyendo a la seguridad pública”, dijo Barbosa.

Sin Embargo