Wednesday, 23 de October de 2019

Nacional

Correrá el riesgo Puigdemont de volver a España si lo reeligen dirigente de Cataluña

- Foto: Especial

La investidura no se podría hacer ni en Bruselas ni en la cárcel, sino solo en la cámara, dijo el presidente cesado; reiteró que participará en las elecciones del 21 de diciembre

Por La Razón /

El presidente catalán cesado, Carles Puigdemont, está dispuesto a “correr el riesgo” de volver a España pese a la orden de detención por un proceso judicial que cree que es una “fantasía” con tal de que sea investido como presidente en el Parlamento de Cataluña de ganar las elecciones el próximo 21 de diciembre.

En una videoconferencia desde Bélgica, Puigdemont, dijo que la investidura no se podría hacer ni en Bruselas ni en la cárcel, sino solo en la cámara “ni en prisión puede ser uno investido presidente. Debe estar en libertad como mínimo el tiempo para poder ser investido y ejercer la responsabilidad del cargo. Esto, para mí, pesa más que el peso de las esposas y los barrotes”.

Detalló que cada martes celebra “una reunión de Govern” con los cuatro exconsellers en Bruselas, en donde ha incidido en la necesidad de que las urnas del 21 de diciembre sirvan para restituir al anterior ejecutivo, sin querer polemizar con el partido político Esquerra Republicana de Cataluña (ERC).

presidente catalán cesado, Carles Puigdemont
Pese a que los republicanos inciden que su candidato a la presidencia es Oriol Junqueras, en prisión, Puigdemont ha considerado que no existe “ninguna discrepancia” con ERC en “querer mantener el Govern ilegítimamente e ilegalmente destituido” por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Sobre la propuesta de ERC de que puedan haber dos gobiernos (uno en Bruselas y otro en Cataluña), Puigdemont ha descartado entrar en “ninguna especulación que signifique la legitimación del 155”, artículo por el que se cesó al Govern tras su deriva unilateral.

En este contexto, ha afirmado que sin “ninguna duda” irá a Cataluña “si la decisión catalanes es que me invistan president” y ha aseverado en este sentido que no hay “plan B”.

Ante la orden de detenerlo en el momento en que pise España, Puigdemont se ha preguntado si “pueden implicar una detención las ideas que te lleven a la Generalitat” y ha apelado al “tripartito del 155” (PP, Socialistas y Ciudadanos) a resolver esta “contradicción” y a clarificar “cómo lo harán para impedir” que sea president si tiene la mayoría.

El candidato ha admitido que le gustaría volver a Cataluña antes del 21 de diciembre, “sobre todo para ejercer el derecho a voto” -algo que no puede hacer estando en Bélgica-, pero ha remarcado que “no depende de él” porque le condiciona la orden de arresto.

Y en estas circunstancias considera que estando en Bélgica cumple con “el deber de defender la validez de la institución” que representa y que ha sido, a su juicio, “ilícitamente y ilegalmente destituida”.

Tras las nuevas diligencias que prevé el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, ha señalado que “lo han intentado todo para alterar los resultados electorales” y la “última cosa es encarcelar una generación de líderes políticos”, lo que es un “despropósito abismal”.

El pasado 18 de noviembre, el cesado presidente catalán Carles Puigdemont anunció desde Bruselas las listas con las que el PDeCAT se presentará a las elecciones del 21 de diciembre bajo la marca Juntos por Cataluña, tras fracasar su intento por aglutinar a las fuerzas independentistas en una sola candidatura.

La Razón