Sunday, 20 de September de 2020

Gobierno

Así es como la nueva Ley de Seguridad Interior amenaza a Puebla y todo el país

- Foto: EsImagen

Con dicha legislación aprobada por el Congreso de la Unión, los militares podrán usar la fuerza para deshacer manifestaciones cuando no sean pacíficas y actuará sin generar condiciones para respetar los derechos humanos.

Por Jesús Viñas / @jess15710 /

La Ley de Seguridad Interior aprobada por los diputados federales el pasado jueves 30 de noviembre, generará afectaciones para Puebla y el resto de los estados de México, ya que el Ejército tendrá facultades que antes solo tenían las policías para garantizar el orden público.

Las fuerzas armadas ahora tendrán competencia para deshacer manifestaciones cuando no sean pacíficas, actuarán bajo criterio propio y serán vulnerables a no respetar los derechos humanos.

CENTRAL publicó que entre los diputados poblanos que votaron por la iniciativa enviada por el presidente, Enrique Peña Nieto, estuvieron: Jorge Estefan Chidiac, Carlos Barragán Amador, Xitlalic Ceja García, Víctor Giorgana Jiménez, así los antorchistas Hersilia Córdova Morán, Juan Celis Aguirre y Edith Villa Trujillo.

El único legislador de Acción Nacional que votó por la militarización del país fue el teziuteco e hijo del ex gobernador Mariano Piña Olaya, Juan Pablo Piña Kurczyn.

VER: Estos son los 8 diputados poblanos que aprobaron la militarización del país; los panistas ni se presentaron en la sesión

Luego de la aprobación, el gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad celebró la decisión de la Cámara de Diputados y dijo que estaba “feliz”. Rechazó que con esta ley se buscara militarizar al país, pues dijo que solo daría certeza al Ejército Mexicano.

VER: Tony Gali está "feliz" por aprobación de la ley de Seguridad Interior; niega que sea para militarizar el país

Aquí las afectaciones por la Ley de Seguridad Interior

1.- Los militares tendrán facultades de policías, por lo que podrán implementar medidas “preventivas” de acuerdo con su criterio.

2.- Aunque en la ley se dice que los derechos humanos “se respetarán”, esta redacción es ambigua debido a que no existen controles de vigilancia para garantizarlo.

3.- El Ejército podrá intervenir contra manifestaciones o protestas sociales usando la fuerza cuando estas no se consideren “pacíficas”.

4.- No se garantiza la buena regulación de la fuerza, pues los protocolos que contempla la ley son deficientes y no supervisados. 

5.- Las intervenciones y las medidas de seguridad implementadas por las autoridades militares serán confidenciales, lo que vulnerará el derecho a la transparencia.

6.- No impone límite de tiempo a las afectaciones de seguridad interior 

7.- Las policías federales, estatales y municipales no se verán obligadas a capacitarse debido a que varias de sus tareas estarán a cargo de los militares

8.- Se fomenta la intervención militar en áreas de inteligencia civil.

9.- La actuación de la fuerza militar no tendrá control ni contrapuntos ya que la Secretaría de Gobernación solo remitirá un informe al Congreso de la Unión. Esto derivará a que la actuación del Ejército no tenga aspectos críticos.

10.- Las definiciones imprecisas sobre las acciones del Ejército permitirán que todo quepa en la definición de “Seguridad Interior”.

Con información de CENCOS