Sunday, 05 de December de 2021

Bono Navideño promete “La Chimoltrufia"

Por Edmundo Velázquez / /

CUENTA HASTA DIEZ

La semana pasada les conté de la próxima líder de Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado: Virginia Meza, mejor conocida como “La Chimoltrufia”.

Esa señora todavía ni es votada, pero se presume apalabrada y apalancada por Rafa Ruiz Cortero, el sub secretario de Finanzas y Administración.

Y si no se acuerdan, pues aquí les dejo el link de la columna pasada:

Ver: Conozca a “La Chimoltrufia”, le nueva líder de los burócratas

Total que a la señora le cayó como balde de agua fría que se escribiera la verdad.

Que nadie la quiere.

Que no está preparada.

Que apenas y sabe expresarse en público.

Y que será una líder a modo, que defenderá primero sus intereses que a sus agremiados.

Como ya se las olió que nomás nadie la respalda, tuvo que sacarse un as bajo la manga.

Y como con dinero baila el perro, aplica la misma con sus compañeros burócratas.

Y ha estado rolando el siguiente mensaje de WhatsApp entre los empleados de gobierno:

¡¿Cómo la ven?!

Ahora resulta que “La Chimoltrufia” promete un bono navideño a los sindicalizados con tal de que voten por ella.

La oferta a los burócratas nomás sigue sin convencer. Nadie confía en Virginia Meza.

Porque a raíz de que el próximo año es electora, muchos de los sindicalizados temen que vuelvan los despidos después de elecciones. Y saben perfectamente que Virginia Meza los entregarán.

Por su falta de representación, de convicciones y, sobre todo, porque va a estar bien apalabrada desde su jefe, Rafa Ruiz Cordero.

Es más, los sindicalizados temen dar su brazo a torcer y aseguran que mañana que llegue Virginia Meza, es probable que llegue el mentado bono navideño.

Pero, después de los despidos ocurridos en el sexenio de Rafael Moreno Valle, temen que desde arriba se cobren ese apoyito de fin de año con todos los salarios que se ahorrarán, si viene otra ola de despidos.

Y ahí estriba el mayor de los bemoles de Virginia Meza.

Los sindicalizados saben bien que no dará la cara por ellos.

Primero la dará por su jefe, Rafa Ruiz Cordero, el secretario de Administración.

Así que ni ruido hará aunque vengan más despidos por delante.

Pobres burócratas. Tan de lejos de Dios y tan cerca de “La Chimol”.

ANTERIORES