Sunday, 05 de December de 2021

Autos, joyas y rocanrol: la credibilidad de Carrancá

Por Edmundo Velázquez / /

CUENTA HASTA DIEZ

¿Alguien ha visto la credibilidad de la Fiscalía General de Justicia en Puebla?

Pregunten por ella al 911.

Y de paso denme una buena razón por la cual el fiscal Víctor Carrancá Bourget debe de seguir en el cargo.

La única respuesta es la legal: sigue ahí gracias a que el Congreso Local votó para que lo suframos hasta el 2022.

No he conocido a aquél poblano que pueda defender a capa y espada el trabajo de Carrancá al frente de la Fiscalía.

Nadie nunca dijo que Carrancá es buenísimo en su chamba.

Y lo peor es que se agolpan los casos sin resolver en una Fiscalía muy cuestionada y con muy poca credibilidad.

Aunque resuelvan algún caso y pueda ser contundente lo presentado por sus investigadores, el Fiscal simplemente no goza de credibilidad.

Ya pasó con el caso de Mara Castilla.

Si usted pregunta a cualquier poblano en la calle sobre lo que ha escuchado del caso, todos van a dar por ciertas las versiones de que el verdadero responsable se encuentra libre.

Hasta el momento ha ganado la rumorología y el sospechosismo.

Porque simplemente lo que presentó la Fiscalía es endeble ante la opinión pública.

Como ocurrió con el caso de los presuntos responsables por el feminicidio de Mariana Fuentes: son presentados a Casa de Justicia por el primer delito que puedan empujarles para ganar tiempo, y ya luego ver cómo acomodan el verdadero delito que quieren imputarles.

Si ya era suficiente con ese tipo de prácticas para horrorizarnos con el trabajo de la Fiscalía de Carrancá, ahora con el escándalo del robo dentro de la misma dependencia nos doblamos de la risa.

La Fiscalía fue prácticamente saqueada.

¿Cómo se van artículos, dinero en efectivo, electrónicos y hasta autos por un valor de 8 millones de pesos?

¿Cómo le hicieron los funcionarios públicos señalados para traspapelar cheques entre 2014 y 2015?

¿Cómo sacas una camioneta Porsche Cayenne y un Jaguar último modelo del depósito de vehículos de Fiscalía?

¿El Congreso local  y su Comisión de Seguridad no deberían ya estar citando al Fiscal Carrancá para que explicara a dónde fue a parar todo eso?

Y otra pregunta más, ¿qué responsabilidad en la desaparición de los ocho millones de pesos en artículos, autos, joyas, vehículos tienen los protegidos del Fiscal?

¿César Joaquín Sánchez Zepeda, ex director del área de Robo de Vehículos, y Gustavo Huerta, el fiscal de Investigación Metropolitana, no van a decir nada sobre los robos? ¿No tienen ninguna responsabilidad?

O, faltaba más, ¿aquí también van a cuadrar a chivos expiatorios?

¿Así trabajan para mantener a Carrancá hasta el 2022?

La credibilidad de Carrancá es tal que los poblanos creen más en mensajes de WhatsApp, cadenas en Facebook y bots en Twitter.

La credibilidad de la Fiscalía está más desaparecida que los 8 millones de pesos perdidos en su bodega de Indicios.

ANTERIORES