Peridico Central
Friday, 24 de January de 2020

Feminicidios

Iba en el autobús cuando escuché en el radio que mi hija Lili Marlén estaba muerta

- Foto: Especial

La mamá de la joven de 27 años asesinada por su novio tomó el autobús porque había sido citada por la Fiscalía para darle avances del caso, pero antes de llegar escuchó al periodista Javier López Díaz anunciar que había sido encontrado el cadáver de su hija.

Por Edmundo Velázquez / @MundoVelazquez / / Puebla, Puebla

La mañana del 26 de agosto la señora María Hernández guardaba la esperanza de que su hija Lili Marlén Guevara fuera encontrada viva. Recibió una llamada de la Fiscalía General del Estado para que se presentara a escuchar los avances del caso, tomó un autobús y poco antes de llegar a su destino escuchó un reporte en radio en el que el periodista Javier López Díaz confirmó que el cuerpo de la joven había sido encontrado. Se puso a llorar.

Salí corriendo a la Fiscalía. Tenía todas las esperanzas. ¡Imagínese! 50 días sin saber de ella. Yo estaba segura que iba a aparecer. Me ponía a rezar todos los días en la cocina. Mis ilusiones se derrumbaron. Iba en el autobús cuando López Díaz dio la noticia. Dijo: ‘Confirmado otro feminicidio en Puebla, el de Lili Marlén Guevara’. Se me vino el mundo encima. Se me fue el aire. No podía respirar. Empecé a temblar, quería decirle al chofer que le subiera, pero no podía hablar. La muchacha que iba al lado mío me preguntó que si estaba bien, le dije que no. López Díaz acababa de decir que mi hija estaba muerta. Me bajé dos cuadras antes de la Fiscalía pero cuando llegué me vio mi hermana llorando. ‘Ya te enteraste, ¿verdad?’, me dijo”.

La madrugada del 3 de julio Lili Marlén Guevara desapareció. El último en verla fue su novio David Lobato con quien se quedó bebiendo tras una fiesta infantil en su departamento de Misiones de San Francisco. La mañana del domingo, Fernanda, la hija mayor de Marlén, se despertó y no había nadie en el departamento.

Los escuché discutir en la noche, pero nada más. Cuando me desperté no estaban. No había nadie”, cuenta la hija de Lili Marlén. El día anterior había sido su cumpleaños. La fiesta infantil se volvió de adultos. En el departamento se quedaron bebiendo Lili Marlen, David Lobato, un vecino tendero y su esposa.

Nosotros los dejamos, yo me traje a todos los nietos. Fer no quiso irse. Se quedó. Ella dice que en la noche solamente pidió pastel. Se fue a dormir. Medio escuchó que discutían y a las 9 y media despertó. Y no había nadie”, dijo María Hernández.

CENTRAL estuvo con la madre de Lili Marlen en su casa en Misiones de San Francisco. En la vivienda hay un altar con la fotografía de la joven. Desde la desaparición de su hija, María se convirtió en la principal investigadora del caso, además de que se tuvo que hacer cargo de sus dos nietos. 

VER: El Calvario en la búsqueda de Lili Marlen

María Hernández espera los resultados del Servicio Médico Forense (Semefo) para corroborar que uno de los dos cuerpos encontrados en el puente Centenario, en la colonia Clavijero, correspondían a su hija.

En una semana consiguió toda la información

Cuando María Hernández se dio cuenta que David y Lili Marlen habían desaparecido comenzó una investigación por su cuenta.

Primero busqué al señor de la tienda y su esposa. Me dijeron que se fueron a las doce de la noche del departamento, pero es mentira. Los videos del fraccionamiento dicen otra cosa. Se ve salir a los dos después de las dos de la madrugada”, dice María, quien asegura que en una semana consiguió muchos datos cuando buscaba a su hija.

La información a la que ha tenido acceso la madre de Lili Marlen es que David, después de haber matado a su hija, fue a esconderse con su hermana y su cuñado.  Ellos aguantaron al menos un mes dándole refugio.

Su hermana dice que llegó el 3 de julio muy borracho. Y pues le preguntaron que por qué estaba así. Y él les respondió que porque tenía problemas con su novia”, después el muchacho dejó la casa de su hermana y reapareció hasta el día en que trascendió su detención, el día jueves 25 de julio.

Esa noche me llamaron. Y me dijeron que ya había avances que me presentara. Pero pues me enteré en la radio que mi hija estaba muerta”.

De acuerdo a lo que le han comentado los investigadores estatales Lili Marlén probablemente fue golpeada por David Lobato— se le preguntó.

—Me dicen que la habría empujado. Se dio un mal golpe en la cabeza. Y después buscó cómo deshacerse del cuerpo. Eso todavía no queda muy claro. Pero el hecho es que él ya lo admitió

“David Lobato para mí era un robot y un mentiroso”

La investigación de María Hernández le permitió conocer mejor a David Lobato. El joven de 33 años se mudó a inicios de 2016 a vivir con su hija. La señora lo describe como “un robot”

Me lo presentó por mayo del año pasado. Pero no hablaba nada. Nunca decía nada. Era como un robot. Se sentaba en la esquina y no decía nada. Nunca me dio mala espina, honestamente. Mi hija mayor era la que sí me decía que no le daba espina. Pero yo lo vi solamente como alguien raro. Ahora me arrepiento de no haber hablado más con él pero siempre le sacaba las frases a fuerzas, a tirabuzón”. 

David Lobato también es un mentiroso compulsivo, según dijo María. En varias ocasiones notó que decía mentiras, mintió con el trabajo al que se dedicaba, mintió sobre su origen humilde y mintió sobre cómo vivía.

Fue hasta que busqué información de él entre sus documentos que encontré que era mesero en el restaurante ‘Cuetzalan Mío’. Primero nos dijo que era gerente. Que era importante. Que le daría trabajo a mi hija la mayor. Después nos dijo que su papá era alguien de alcurnia y que tenía propiedades. Pero él ante el juez en la primera audiencia admitió que no tenía nada, ni bienes ni quién lo defendiera”.

Lili Marlen no estaba embarazada

La señora María Hernández desmintió la versión de que su hija estaba embarazada. Dijo que día antes de desaparecer le comentó que tenía un retraso de un par de días en su ciclo menstrual.

Explico que era prácticamente imposible que su hija estuviera embarazada, puesto que ya se había hecho la operación para evitar tener más hijos.

COMENTARIOS