Wednesday, 08 de July de 2020

Nacional

Alejandro Martinuccio: “Me salvé porque me lesioné”

- Foto: Especial

El argentino, ex del Villarreal, es uno de los de jugadores del Chapecoense que se quedó en Brasil. "Es muy difícil todo esto", dice

Por El País / /

Varios jugadores del Chapecoense no se subieron al avión rumbo a Medellín. Se perdían, seguramente, el partido más importante de sus vidas. Lo que no sabían es que con la no convocatoria iban a salvarla. Entre ellos se encuentra Alejandro Martinuccio, un jugador argentino que pasó por el fútbol español en 2012, cuando militó en las filas del Villarreal. Una lesión le dejó sin la final de la Copa Sudamericana, el segundo torneo de clubes más importante del continente (como la Liga Europa). "Me estaba recuperando de una lesión que sufrí hace un mes y medio y no viajé. Me salvé por eso", dijo Martinuccio, quien al conocer la noticia del accidente se trasladó a las instalaciones del club en Cachepó, donde se encontró con el resto de sus compañeros no convocados. Eran ocho: Ramos de Lima, Neném, Bruno Costa, Boeck, Andrei Alba, Dalmoro, Moises y Martins Constante.

"Es un momento muy difícil, me levanté con esta noticia. Estaba todo el mundo llamándome. Las cosas pasan y no sé por qué. Ahora toca esperar aguardar y esperar que Dios haga un milagro. Recen por mis compañeros que iban en el viaje. Todo el mundo está muy triste, es muy difícil", concluyó el jugador de 28 años en una entrevista concedida a la radio La Red.

Otro de los que tampoco viajó fue Ivan Tozzo, vicepresidente del club. Tozzo, que tenía todo planeado para poner rumbo a Medellín, cambió de opinión a última hora. "Es costumbre viajar con los deportistas para darles apoyo. Yo estaba en la lista para ir con ellos, pero a la última hora desistí. Hemos sido muy pocos los que nos quedamos. La mayoría de nuestra comisión estaba allá", dijo el mandatario, "es una tristeza muy grande saber que todos nuestros jugadores, nuestros compañeros, estaban en el vuelo. La Chapecoense es un motivo de alegría para toda nuestra región. El pueblo entero está triste", agregó.

Tozzo, al enterarse de lo ocurrido puso rumbo al estadio, donde llegan las familias de los fallecidos. "Muchos se están desmayando", revela. "No sé ni qué decirles. Pero Dios sabe lo que hace, esperamos que puedan encontrar más supervivientes. Yo no consigo hablar. Vamos a intentar prestar todo el apoyo posible a las familias".

El País

COMENTARIOS