Friday, 20 de September de 2019

Maratón Populista o el intento desesperado de Moreno Valle

Por Selene Rios Andraca / /

En cinco años de gobierno, Rafael Moreno Valle nos ha ensartado —a propios y ajenos—: gastos inútiles; presos políticos; obras absurdas; detenciones esquizofrénicas; berrinches millonarios; trenes y fuentes danzarinas. Todo como él ha querido, donde él ha querido y cuando él ha querido.La historia de terror en la que viven empresarios poblanos, constructores, proveedores, periodistas, burócratas y cualquier ciudadano que ha cometido el error de vivir en Puebla o de sobrepasar la velocidad en alguna de las rafa avenidas con las #rafamultas o nomás de vivir ha sido víctima o daño colateral de los arranques morenovallistas. Cinco años.


Nuestra historia de terror comenzó hace cinco años. Inició con la tomada de pelo en que Moreno Valle nos pidió abrir los ojos y cuando los abrimos ¡nos los picó! —chiste muy usado ya en los Troles— y ahora, un espíritu navideño muy generoso y harto populista se apoderó del mandatario poblano y claro está, uno tiene que chutárselo.


O sea, cualquiera puede cambiar de opinión o de actitud. Por ejemplo, yo toda la vida me rehusé a usar chalecos por culpa de mi hermano Quimi que me hizo ver mi suerte con la prenda de moda en mi juventud y me arruinó la vida. Pero ayer, rompí ese cerco ideológico y me compré un chaleco, y lo más sorprendente es que no sólo es un chaleco ¡también es de peluche! Plop.


Y me encanta.


Es decir, yo no usaba chalecos desde los 13 años y hasta mis 32 me animé a usar uno. Eso es un cambio radical en mi vida, pero a diferencia de Moreno Valle no dejé de ser un gobernante autoritario y lépero, a ser el más generoso y navideño de los gobernantes con ideas brillantes como hacer un concierto gratuito de Pitbull o regalar, de un lado a otro, uniformes, mochilas, autógrafos, despensas, partido de futbol, rafakits, rafapañales, rafaescrituras o rafaentradas a los museos.


Supongo que los menores de once años se comerán el cuento del Nuevo Rafael Generoso y ellos, pues bendito Dios, no votan. Al menos podemos vivir tranquilos en que unos 30 mil poblanos que tuvieron su boletote para ir a perrear con Pitbull decidieron quedarse en casa o poner el arbolito de navidad a menear las caderas gratuitamente junto al emocionado gobernador.


La bronca es que los mayores de once años hoy miran anonadados al mandatario y sus estrategias desesperadas por recuperar un poco del amor de los poblanos que ido perdiendo año con año y con creces. En la última encuesta hecha por Mas Data de finales de septiembre, @RafaMorenoValle tiene 4.1 puntos de aprobación o en cristiano: 6 de cada 10 poblanos lo rechazan.


Me carcome la duda de quién le habrá vendido a Moreno Valle la idea de iniciar un maratón de gratuidades para ganar adeptos, votos y simpatizantes que corrieron en los últimos años por despidos, encarcelamientos, desmadres viales, ocurrencias y demás.


La última medida del Maratón del Populismo 2015-2016 es la reducción sustancial de las fotomultas que bajarán de un máximo de 4 mil 556 y de un mínimo de 630 a 701 pesos en el peor de los casos a 368 pesos en el mejor. Uff.


El mandatario no cabe de tanta generosidad. El principal problema es que ni Moreno Valle ni sus Súper Asesores tomaron en cuenta que la mayoría de las personas paga sus multas vehiculares días antes que finalice el plazo para la verificación o la actualización del padrón vehicular, es decir, entre marzo y abril.


La mentadera de madres se agudiza en esos días, pues los poblanos se encuentran con la terrible noticia que deben pagarle al Estado 40 mil, 60 mil, 3 mil o 630 pesos —en el mejor de los casos—. El hervidero de la mentadera coincidirá con los días de la campaña electoral y si mis obviedades no me fallan, el principal afectado será el candidato del morenovallismo, Tony Gali, y no otro.


Para esos días en que el poblano tenga que pagar sus excesos de velocidad,se le habrá olvidado el partido Boca-Puebla; el concierto de Pitbull; la villa navideña; el concierto decembrino con Espinosa Paz o Yuri; las rafamochilas, los rafapañales, los rafauniformes y las demás rafacosas del Maratón Populista.


A ese escenario, le van a sumar que el mandatario nos entretuvo con otras zanahorias mientras su Congreso y el PRI avalaron la permanencia de 7 años de Víctor Carrancá como el Fiscal en Puebla.


Jesucristito.


—Ni lerdo ni perezoso, el futuro Fiscal se aventó otra de sus detenciones polémicas con la aprehensión del hijo menor de Simitrio—.


Claro, mientras Martha Erikanos presume que ha hecho mil cosas más que su antecesora Margarita García de Marín, con la salvedad que ella ha manejado cinco veces más dinero, por ahí de 3 mil 569 millones de pesos, que sus antecesoras.


Con todo eso encima nos vamos de vacaciones, que pintan estarán estresadas y llenas de malas noticias, que por cierto ya empezaron en el Gabinete morenovallista, pues ayer se giró la instrucción de que Nadie, pero Nadie, se va de hollidays porque el último día del años será el gran concierto navideño para que todos tengamos un 2016 lleno de esperanza, amor y alegría.


Yo seguiré con mi tesis y con la última columna del año en lo que ustedes me mandan sus fotos en la playa, en la nieve, en Zacatlán, en Cholula, en Chilpancingo o donde su cartera los lleve a pasar estas lindas fechas.


Espero que con esta inocente columna no se muevan los tiempos y los planes en el gobierno y se dicte una amnistía para todos los poblanos en sus #rafamultas para el 2016. Eso espero eh, es una inocente columna nada más.


Así como va el Maratón Populista no duden en que al gobernador le dará por regalar besos, abrazos, despensas, mototractores, fertilizantes, tours por la Ruodota, baños de agua puerca en las fuentes danzarinas, vueltas en las ciclopistas, aire purificado, postales del Popo, becas para niños, Ipads para los mejores promedios, suéteres para los friolentos o sombrillas para la calor. Ni que fuera tan predecible con sus regalitos.


Nomás no se la vayan a creer.


Miau. 

ANTERIORES