Thursday, 24 de October de 2019

La muerte de un periodista

Por Edmundo Velázquez / /

No me voy a inventar una historia falsa (como vi un par en Twitter).

Yo no conocí a Aurelio Cabrera Campos, el periodista asesinado en Huachinango.

En común con él tengo la pasión por el periodismo de Seguridad Pública y que somos oriundos de la misma Sierra Norte.

Conozco La Voz de la Sierra, en donde laboró por años hasta emprender su propio medio, El Gráfico de la Sierra.

Pero nada más.

No me puedo inventar ni un compadrazgo, ni hacerme de lágrimas falsas.

Pero sí puedo y tengo que decir que su muerte conmueve y preocupa.

Tengo que admitir que su muerte pega, causa empatía.

Y me da miedo.

Hace que me orine en los pantalones solamente de pensar en el hecho de que Puebla se convierta en Veracruz.

Insisto, ¿quién llora a un periodista en Puebla?

¿Quién llora a un periodista en México?

¿Quién llora a un periodista si no lo hace ni su propio gremio?

Si un periodista no es Carmen Aristegui, no provoca, no le duele a la gente.

No lamentan que le quiten un espacio, que lo amenacen, que tenga que huir lejos de su tierra.

Que le cercenen la pluma con un plomazo. Que lo demanden, que lo destierren.

Me queda claro que como gremio hacemos mal en olvidarnos de la gente que nos lee.

De relatar sus historias, de contar sus penas.

¿Hace bien la gente en olvidarse de nosotros?

¿Quién llora por un periodista?

Cuatro millones de franceses marcharon por las calles de París tras la masacre en contra de la redacción de la revista satírica Charlie Hebdó el 11 de enero del 2015.

Cuando mataron a Aurelio Cabrera Campos, el director del semanario El Grafico de la Sierra apenas un puñado de colegas se manifestó en la catedral de Puebla.

El martes se hará una nueva manifestación para la que se ha llamado a todo el país a solidarizarse.

Desde la columna de El Ángel de la Independencia se hará un llamado a que la Fiscalía Especializada

En el Estado está confirmada la participación de periodistas de varios municipios, donde también por hacer su trabajo se vive bajo el acecho del crimen.

Participarán los compañeros de Izúcar, donde es constante la cobertura de conflictos en los que poblaciones se han levantado contra asaltantes y secuestradores.

También han confirmado los periodistas de Tecamachalco y Acatzingo, que hoy conviven muy de cerca de las mafias del huachicol y tienen que reportar la larga línea de corrupción que envuelve esta nueva cara del crimen organizado.

Igualmente, desde su propio municipio se manifestarán periodistas de Teziutlán, a quienes les ha tocado retomar casos de secuestros y levantamientos de cadáveres de los grupos de la delincuencia organizada, diversificados en la frontera de Veracruz y Puebla.

Y los compañeros de Huauchinango, que apenas sufrieron las lluvias de Earl, y ahora se les ha arrebatado a un compañero de la manera más vil.

Hoy en varios medios de comunicación verá una carta abierta al gobernador Rafael Moreno Valle para que el caso de Aurelio Cabrera Campos sea investigado a fondo por la Fiscalía General del Estado.

Laura Cabrera, su hija, teme represalias en su contra. Así como otros cuatro compañeros más que se encuentran en la zona de Xicotepec y Huachinango.

La Sierra Norte y los límites de Puebla con Veracruz, seguramente lo sabe el gobernador Moreno Valle, son ya la zona que ha comenzado a calentarse como si fuera una plaza del norte del país.

La preocupación es natural.

Puebla no puede convertirse en el próximo Veracruz.

A continuación comparto el texto íntegro de la carta abierta enviada al gobernador Moreno Valle.

 

 

Carta Abierta

C. Doctor Rafael Moreno Valle

Gobernador Constitucional del Estado de Puebla

P R E S E N T E

Ciudad de Puebla, a 18 de septiembre del 2016

Los que suscribimos, todos periodistas en pleno uso de nuestros derechos ciudadanos, con fundamento en el artículo 8 de la Constitución Política de nuestro País, acudimos a usted para manifestar nuestra preocupación por el asesinato del periodista Aurelio Cabrera Campos, y solicitar una postura oficial de su administración en torno al índice de agresiones contra comunicadores que en esta entidad van en aumento.

Nos preocupa que en Puebla el libre ejercicio del periodismo se vea obstaculizado por el nivel de intolerancia que se manifiesta en la mayoría de los funcionarios públicos de los tres órdenes de gobierno, haciendo que esta entidad sea una de las primeras en todo el país, en cuanto al número de agresiones contra comunicadores en lo que va del año.

No queremos que la cifra negra de periodistas asesinados siga creciendo. No queremos que Puebla se convierta en un estado de alto riesgo para los periodistas. No aceptamos que nuestra profesión, que solo tiene el interés público de informar a la población sobre los acontecimientos cotidianos, sea un oficio de muerte.

No queremos que Puebla sea el espejo de lo que sucede en estados como Veracruz, Guerrero, Michoacán y otras entidades del país, en donde el asesinato de periodistas se ha convertido en hechos cotidianos de la vida nacional, con autoridades locales que solo se lamentan de los hechos pero que nada hacen por remediar las condiciones de seguridad para los periodistas.

Por ello, ante usted, de manera pacífica, pero enérgica, solicitamos:

1.- Que el homicidio de nuestro compañero Aurelio Cabrera Campos sea investigado a fondo, que no se criminalice a priori la labor que en vida realizó el periodista y que se presente ante la justicia a la mayor brevedad a los responsables del asesinato.

2.- Que se instituya de manera urgente una Fiscalía Especializada de Atención a Periodistas Víctimas de Agresiones, para que conozca cada uno de los casos de los más de 184 periodistas que han sido víctimas de agresiones, como resultado de su labor profesional.

3.- Que se diseñen políticas publicas especiales para salvaguardar el libre ejercicio del periodismo, en zonas de alto riesgo como Teziutlán, Tehuacán, Acatlán de Osorio, Tecamachalco, Huauchinango, Xicotepec, Acatzingo, Tepeaca, Amozoc, Huixcolotla y Ciudad Serdán, donde el índice de agresiones a periodistas va en aumento.

4.- Que se instituya, de manera urgente, un Mecanismo Estatal que otorgue las medidas cautelares que salvaguarden la integridad, las cosas y la vida de los periodistas que en este momento han recibido amenazas de muerte en todo el estado, que ya suman diez.

5.- Que se otorguen medidas cautelares urgentes para la familia del periodista Aurelio Cabrera Campos, así como para sus compañeros reporteros que en medio de la zozobra siguen desempeñando su labor informativa.

Estamos seguros de su compromiso con el respeto al marco jurídico establecido y confiamos que su gestión deje un gremio protegido y asegurado en sus garantías básicas, para seguir informando a la población, a la que usted y nosotros nos debemos.

Quedamos de usted, a la espera de una respuesta pública a nuestras demandas.

Atentamente

Víctor Ruiz Arrazola, Claudia Martínez Sánchez, Enrique Núñez, Cirilo Ramos, Sergio Mastretta, Maria Gabriela Hernández Estrada, Martín Hernández Alcalá, Israel Fermín Alejandro García Hernández, Pame Tajonar Méndez, Kara Castillo, Samuel Vera Cortez, J. Jesús Lemus, Pedro Alonso Benítez, Víctor Gutiérrez Salvatori, Mario Martell, Edmundo Velásquez, Óscar Salas, Patricia Flores, Lidchy Hernández Cano, Elías Ojeda Hernández, Pablo Morales Estrada, Isaías Rostro, Ciro de Gante, César Carbajal, Miguel Ambrosio, Cecilia Espinoza, Lizbeth Mondragón Bouret, Nidya Hernández y Hernández, Ana Claudia González Sánchez, Oscar Hernández Flores, Guadalupe Sagrario Cortez, Germain Nolasco Damián, Olda Rodríguez Olán, Miguel Ortega, Gerardo Rojas, Elizabeth Rodríguez, Norma Cardoso, Augusto Simón, Yadira Yavén, Armando May Guzmán, Sergio Oxmar Márquez Rodríguez, Miguel Ortega Bonilla, Mónica Camacho,  Alejandro Barrios, Jesus Casiano, Lucia Pérez, Gilberto Silva Pacheco, Karla Cejudo Fabián, Cecilia Espinoza, Lidia Cuming, Héctor Tenorio, Javier Rodríguez, Luz Maria de los Santos Hilerio, Carlos Huerta Ramírez, Alejandría Xilotl Solano, Fernando Ennio Castro Romero, Juan Carlos Cacho Rodríguez, Mayra Angélica Sánchez García, Marisol Oropeza, Marco Antonio Madrid Vite, Marco Antonio Licona Melchor, Adán González, Leticia Ánimas Vargas, Heriberto Hernández Castillo, Miguel Sánchez Hernández, Fernanda Méndez, Laura Roldán, Ignacio Sarmiento, Jesús Ramírez Viñas, Edgar Guzmán Uribe, David García, Alberto Martínez, Braulio Santos, Francisco Sánchez Nolasco, Fernando Gabriel Youshimatz, Belén Méndez, América Montoya, Jaime González, Vicente Gilberto Silva, Iván Rodríguez Fierro, Jorge Eustaquio, Genaro Tun, Juan de Dios Lechuga Ledezma, Francisco Lechuga Naranjo, Carlos Lechuga Naranjo, Teresa Rodríguez, Rubén Hernández, Gabriela García Guzmán, Gabriel Macías Alonso, Gabriel García Muñoz, Mónica Camacho, Gabriela Muñoz, Gabriela García, Gabriela Guzmán, Ulises Saloma Olarte, Israel Tepox Corona, Samanta Páez Guzmán, Timoteo Bautista Castelán, Andrés Fernández Medina, Jorge Eustaquio, Fernando Castro, Erick Martínez,  César Carbajal,  Alejandro González Peralta, Eduardo Bautista Zamora, Alín Flores Vásquez, Yomara Pacheco, Silvia Campos, Heriberto Hernández Castillo, Elizabeth Rodríguez Lezama, Guillermo Mundo Aguilar, Alberto Rojas, Violeta Sánchez, Gabriela Gutiérrez López, Ehécatl Mello Sánchez, Marlene Martínez, Odilón Larios, Aranzazú Ayala, Edmundo Velázquez Vargas, Israel Velázquez G., Lucero Hernández, Elena Domínguez, Maribel Velázquez, René Valencia, Miriam García, Miguel Escudero, Mónica Solano, Guillermo Castillo.

Ccp. - Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Residencia Oficial de Los Pinos, para su conocimiento.

Ccp. - Licenciado Senador Marco Antonio Blázquez Salinas, Presidente de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, Senado de la República, para su conocimiento.

Ccp. - Todos los Medios Masivos de Comunicación, en todo el país, para su difusión.

Responsables de la Publicación, Claudia Martínez Sánchez, delegada en Puebla de la Casa de los Derechos de Periodistas.