Saturday, 13 de April de 2024

Gali, sus asociados y ¿su triunfo?

Por Marco Aurelio Ramírez / /

La baja votación de este 5 de junio, muestra el fracaso de los políticos en escena, sus partidos, la  falta de responsabilidad y valor de la ciudadanía para  sufragar, para exigir cambios de gobernantes por la vía pacífica, de la democracia.

La participación ciudadana es indignante. Nos quejamos de malos gobernantes, de la impunidad, corrupción, crímenes, abusos de poder y demás, pero hacemos poco o nada para elegir a los menos corruptos, que es difícil saber.  

Los resultados electorales recientes deben de obligar a la reflexión a quienes celebran la victoria, los derrotados y comparsas, para que busquen en los laberintos de sus mentes, algo de los valores que tuvieron en algún momento de sus vidas y con humildad reconozcan que están lejos de ser verdaderos representantes de la ciudadanía.   

El triunfo de Tony Gali tiene varias lecturas: la decadencia de la coalición moreno vallista, la falsa militancia en los partidos estatales: Compromiso por Puebla; Nueva Alianza;  Social de Integración;  del Trabajo que ofrecieron y anunciaron sus aportaciones de poco más de 50 mil votos cada uno, mismos que nunca tuvieron y por ello están a punto de desaparecer dos o tres de ellos; el rechazo ciudadano por los errores de esta administración; falta de confianza en el nuevo gobernante; que la millonaria inversión no fue suficiente, pues algunos se quedaron con las maletas “motivadoras”, o no hubo tales; el engaño de los líderes antorchistas, que vendieron su amor a los dos principales candidatos;  maestros , transportistas, agrupaciones de los cientos de mesías, guías espirituales convertidos por la gracia del eterno en operadores o movilizadores electorales  que al igual pregonaron tener entre 10 mil  a 15 mil seguidores cada uno de ellos, dispuestos a obedecerlos ciegamente para el cómo o por quién votar.

Gali hizo una campaña sin descanso, mejor organizado, en serio,  tuvo  entre sus mejores operadores a gente que conoce todas las mañas de los priístas y por ello ganó, -para que la cuña apriete, tiene que ser del mismo palo-,  comentan los que saben del tema. El triunfo de Gali, satisface, pero no convence pues perdió votantes en la capital donde en 2013 lograra 255,465 votos y ahora 212,148, generando una baja aproximada de 43,317 votos. Su triunfo  muestras la apreciación o menosprecio ciudadano contra de él, o de Rafael Moreno Valle, del PAN  o de los partidos de relleno que prometieron el oro, al final no cumplieron, pero si recibieron millones de pesos en prerrogativas.  

El ganador este 5 de junio,  logró -según el resultado del PREP-, menos votación que tuviera el perdedor de hace 6 años Javier López Zavala. Tony Gali enfrentará a los padres y madres de su victoria para pagar los favores recibidos. ¿Lo hará? ¿Buscarán sus posiciones acordadas? ¿Cubrirán sus hambres de poder y dinero con la coraza del cinismo?  Gali y sus socios como el tal Margarito que se unió al final de la campaña buscando la protección de lo que deberá afrontar legalmente en su paso en el OOSELITE en Tehuacán. ¿Gali lo protegerá? Habrá que esperar. Qué pasará con las más de 1000 unidades entre taxis y colectivas ilegales que circularon toleradas por las autoridades afines al ganador, de sus contrarios bajo los acuerdos con sus líderes sindicales y de nuevos grupos a cambio de que exhibieran publicidad, y terminando la campaña serán emplacadas para que dejen de ser clandestinas y dejen de aportar los dos pesos por unidad, que supuestamente fue para la campaña.

Blanca y su PRI perdieron, ahora reparten culpas. Hoy se dicen víctimas de las elecciones de estado, prácticas que por más de 70 años los priístas hicieron en todo el país y de las que ella fue beneficiada años atrás. No hay duda que esconden sus torpezas y acuerdos políticos financieros  en la coraza del cinismo. Los viejos lobos ahora se dicen corderos.  En Tehuacán los antes soberbios priistas, creyentes del poder de Ala triste, migran a otros grupos, saben que el mito de Ala triste se derrumba, que son pocos los que creen en él, que su equipo espera consecuencias graves. Además, Gali el ganador, dijo a los tehuacaneros que no le tuvieran miedo al mostro. Gali   no tendrá miedo de castigarlo o buscará la reconciliación ante sus bajos resultados de uno y otro.

La independiente, la gran guerrera Ana Teresa, decepcionó, no logró la votación de quienes la apoyaron para que fuese candidata. ¿Quién mintió?

 MORENA se convertido en la tercera fuerza, con un candidato no apto para estos retos, pero cautivaron buen número de votantes. Lástima que algunos dirigentes se estén mareando y creando divisiones. 

Al PRD su lucha interna lo desdibujó. Su reconstrucción será difícil más ahora que comienzan los ajustes de cuentas.  En Tehuacán, el perredismo vive fuerte crisis, no hay liderazgos verdaderos, los beneficiados se olvidan de sus poco seguidores y se desviven en ayudas a sus “amigas” e incluso las colocan en las nóminas oficiales y se espantan de las demás conductas. 

ANTERIORES