19 de Agosto del 2018

Nacional

Corrupción, el gran tema del último debate: Meade, Anaya y AMLO se raspan con acusaciones

- Foto: Especial

Ricardo Anaya estuvo más que duro contra Enrique Peña Nieto. Prometió meterlo a prisión. Y cuestionó un supuesto pacto de AMLO con el Presidente. El izquierdista respondió: “No, no he visto a Peña en seis años”. Y luego le dijo: “Lo mío no es la venganza: ni a ti te meteré a la cárcel”. Fue una noche en donde la corrupción no era el tema y fue el gran tema, el central.

Por Sin Embargo /

Fue el último debate entre los aspirantes a la Presidencia de la República. Y no fue diferente a los dos anteriores, organizados por el Instituto Nacional Electoral (INE), que estuvieron cargados de rudeza entre los cuatro contendientes. Se dieron con todo, sobre todo Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya Cortés y José Antonio Meade. Y resultó curioso que Jaime Rodríguez Calderón, quien se vende como un “bronco”, fuera el conciliador.

Los tres principales candidatos se rasparon con acusaciones de corrupción. De hecho, fue el gran tema del debate.

A López Obrador se le reclamó que su próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, estuviera ligado a Odebrecht. A Meade Kuribreña, su paso por secretarías que arrastran escándalos puntuales: el mismo de Odebrecht, el de la “Estafa Maestra”. Y a Anaya Cortés, su mencionado escándalo de presunta corrupción y lavado de dinero.

Ricardo Anaya estuvo más que duro contra el Presidente Enrique Peña Nieto. Prometió meterlo a prisión. Y cuestionó un supuesto pacto de AMLO con Peña. El izquierdista respondió. “No, no he visto a Peña en seis años”. Y luego le dijo: “Lo mío no es la venganza: ni a ti te meteré a la cárcel”.

Previo a encontrarse esta noche, Ricardo Anaya y José Antonio Meade se llamaron corruptos, cínicos, ladrones. Andrés Manuel López Obrador también estuvo rudo, aunque más conciliador. Y este tercer encuentro ha sido una continuación de todo eso. Los temas son cruciales: crecimiento económico, pobreza y desigualdad; educación, ciencia y tecnología; salud, y desarrollo sustentable y cambio climático.

El tercer debate celebrado en el Gran Museo del Mundo Maya en Mérida, Yucatán ha sido moderado por los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig. Ellos pusieron sobre la mesa las preguntas propuestas por ciudadanos.

EL DEBATE

PRIMER TRAMO
Un buen agarrón entre Meade, Anaya y AMLO

Al iniciar su participación en el Tercer Debate Presidencial 2018, que tiene como tema central Economía y Desarrollo, Ricardo Anaya Cortés respondió sobre el subtema Crecimiento Económico y de dónde sacará el dinero para cumplir sus promesas de campaña. Anaya expuso que primero revisará el gasto, pues el Gobierno gasta muy mal. No es el momento para aumentar impuestos, planteó. En lo que nos vamos a concentrar, dijo, es en el salario de las personas para que las personas vivan dignamente. Para eso, añadió, hay que duplicar el salario mínimo.

En respuesta a Carlos Puig sobre cómo logrará dar más salarios, el candidato Anaya planteó que el detonador será el crecimiento económico y el inversión pública. Quien hoy gana 10 mil pesos, explicó, cuando llegue a la Presidencia ganará 10 mil 800, pero lo principal es aumentar la corrupción.

Luego, afirmó que ha sido víctima de un ataque del Gobierno por decir que el Presidente Enrique Peña Nieto es un corrupto, y por eso es blanco de descrédito. Pero se le acabó el tiempo.

Andrés Manuel López Obrador habló sobre cómo lograr crecimiento económico sin el TLCAN. Lo principal, explicó, es acabar con la corrupción, pues se pierden 500 mil millones de pesos al año. Lo otro, agregó, es cortar el copete de los privilegios, porque los funcionarios públicos se dan la gran vida y ganan hasta 600 mil pesos mensuales.

Además, dijo, se va a impulsar la economía interna y se puede retomar el crecimiento de sectores como el campo. Voy, planteó, a tratar de que se mantenga el TLCAN, pero lo importante es fortalecer el mercado interno.

El plan de austeridad, además, nos daría entre 600 mil y 800 mil millones de pesos, por lo que no aumentarían los impuestos ni habría gasolinazos.

Sobre la consulta o plebiscito sobre la Reforma Energética que ha propuesto, AMLO insistió en que revisará los contratos que se han dado. “No queremos contratos leoninos”, afirmó.

José Antonio Meade Kuribreña reviró y señaló que las propuestas de AMLO llevarán a la pobreza y al desempleo y acusó de que durante su administración al frente de la Ciudad de México se crearon pocos empleos. Mostró un estuche de película con el nombre de la “Gran depresión 2018-2024”, con la cara de AMLO en la portada y dijo que no la verá el tabasqueño porque no llegará a la Presidencia de la República.

Usó su primera intervención para apoyar a la Selección Mexicana de cara al inicio del mundial de Rusia 2018. Eludió responder si sus propuestas hacía las mujeres eran populistas y sostuvo que se puede duplicar el servicio de las guarderías, presumió que en su paso por la SHCP se generaron 1.5 millones de empleos.

Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, “El Bronco”, defendió su propuesta de hacer crecer el ingreso básico a 350 pesos e insistió en que en México “no hay quien gane el salario mínimo”. Agregó que no pretende eliminar esa remuneración y acusó a los patrones de mantener quebrado al Instituto Mexicano del Seguro Social por registrar a los empleados con ese salario.

AMLO comentó en su réplica que el problema de México es que durante todo el periodo neoliberal, 30 años, la política económica ha sido un fracaso. Mientras el mundo creció a niveles de 4 por ciento, México lo hizo apenas al 1 por ciento.

Meade arremetió de nuevo con que López Obrador no generó empleos en la Ciudad de México, . “Esa es la tragedia”, dijo.

Anaya se dirigió a las mujeres mexicanas y dijo que hoy ganan 30 por ciento menos que los hombres por el mismo trabajo, por lo que afirmó que las mujeres contarán con él. Anaya aprovechó su segunda réplica y dijo que bajará el precio de la gasolina. De los 18 pesos que cuesta el litro, seis pesos son de impuestos, dijo.

AMLO respondió a Meade que si su Gobierno en la Ciudad de México no hubiera generado empleos los capitalinos no lo estarían apoyando, “pobremente, 4 a 1 frente al resto de los competidores.

“El Bronco” llamó “la tercia maldita” a sus contrincantes y dijo que él propone reducir el gobierno y aumentar la base recaudatoria.

Y en cuanto al gasolinazo, AMLO dijo: “lo generaron estos dos”, en referencia a Meade y Anaya.

Meade abrió el tema de la desigualdad y la pobreza y aseguró que 2 millones de personas salieron de la pobreza durante su gestión como titular de la Sedesol.

Anaya arremetió contra López Obrador por decirle que él aprobó gasolinazo, y mostró una lista con su nombre donde mostró que votó en contra. Luego se refirió al tema de la pobreza, y dijo que la única forma es dejar de usar los programas sociales como herramienta política y controlar a los pobres, sino para que puedan contrarrestar la situación.

AMLO dijo que lo que va a moderar la indigencia y la opulencia es acabar con la corrupción. Aquí, por la corrupción, se acumulan fortunas en pocos años. Por lo que hay que destinar todo lo que se ahorre en el combate a la pobreza y, además, presumió haber lanzado los programas sociales mejor evaluados, como el de adultos mayores. “Eso salió de esta cabeza y de este corazón”, dijo.

“El Bronco” dijo que quitando los recursos a los partidos políticos ayudarán a reducir la pobreza, “ellos viven del asistencialismo”. Dijo que hay “mucha gente floja” viviendo de los programas sociales y que el va a acabar con la pobreza “poniéndolos a jalar”.

Meade dijo que en la gestión de Obrador como Jefe de Gobierno se generaron 370 mil nuevos pobres e insistió que él como titular de la Sedesol ayudó a sacar de condición de pobreza a 2 millones de personas.

AMLO respondió a Meade, quien lo señaló como corrupto. “Yo entiendo que están desesperados [incluido Anaya], porque creen que van a remontar 20 puntos en un debate. Serénense”, les dijo.

Anaya atacó a AMLO por los presuntos contratos que ofreció a un empresario, y lo retó: “Si te demuestro que eres corrupto, ¿renuncias a tu candidatura?

AMLO respondió que él no es corrupto como él.

Anaya insistió. Y López Obrador le dijo que el puede ser Peje pero no Lagarto. Anaya le dijo que contestara sin payasadas.

“El Bronco” añadió que en su gestión en Nuevo León casi se acabó con la pobreza, porque “los pusimos a jalar” y planteó reducir la jornada laboral de las mujeres.

AMLO respondió que la corrupción también impacta al sistema fiscal y que la ésta creció a niveles extraordinarios en los últimos 20 años.

Anaya aprovechó 11 segundos para mostrar una página web donde se muestra que AMLO dio dinero a una empresario.

“El Bronco” dijo a AMLO y a Anaya “me divierto” con ustedes, y pidió al panista darle “un beso” al tabasqueño.

SEGUNDO TRAMO
El tema es la educación, y el gran fondo es la Reforma Educativa

“El Bronco” abrió el tema sobre educación y aseguró que los padres deben dejar de ser “alcahuetes” de los maestros. Y cuestionó a Obrador: “En la cartera no traías una foto de Elba Esther Gordillo”, en referencia al debate anterior y el episodio donde escondió su cartera cuando se le acercó Anaya.

“No la traje por precaución”, respondió el tabasqueño.

Añadió que a los maestros se les debe de apoyar y planteó que la educación a distancia es una herramienta para acabar con las deserciones escolares y que “corriendo a los flojos del gobierno” se podría subsidiar escuelas privadas para los jóvenes.

Anaya respondió sobre su plan para componer el tema de la educación secundaria. El panista dijo que para que haya mejor calidad la Reforma Educativa, en su parte correcta, plantea que los maestros y maestras estén mejor preparados. No estoy de acuerdo, como dice López Obrador, que se les dé mano libre a los maestros, añadió. Lo que se requiere es más capacitación de los maestros y maestras. Luego dio un ejemplo: este Gobierno, y en particular el coordinador de campaña de Meade [Aurelio Nuño Mayer] gastó más en publicidad que en capacitar a los docentes.

A pregunta de “El Bronco” de si Elba Esther Gordillo está metida en su plan, AMLO respondió que esto tiene que ver con todas las expresiones, con el SNTE, con la CNTE. Estoy en contra de la Reforma Educativa porque es un ordenamiento de organismos internacionales, agregó.

Meade dijo que cancelar la reforma educativa implicar cancelar “el futuro de tus hijos” y se dijo del lado de los maestros, a quienes dijo que los apoyará junto con el Partido Nueva Alianza (Panal).

“El Bronco” le preguntó al tabasqueño si su rechazo a la Reforma Educativa tenía que ver con un acuerdo con al ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo.

Anaya dijo que cancelar la Reforma Educativa sería criminal, y se volverían a vender plazas.

AMLO le respondió que los únicos que venden plazas son los de la SEP, y eso hicieron los de la mafia del poder. “Los maestros no venden plazas, ya basta”, dijo.

“El Bronco” dijo a los maestros que es necesario escucharlos y planteó que ante la falta de condiciones para ellos habrá que hacer “una reforma a la reforma”.

A Meade se le cuestionó sobre la calidad y falta de infraestructura en las escuelas y dijo que habrá que incentivar a los maestros y dijo que se han invertido 50 mil millones para mejorar las condiciones de los centros escolares. Respecto a de dónde saldrán los recursos para pagar las 100 mil escuelas de tiempo completo que promete, dijo que vendrían de los impuestos; se dijo dispuesto a apoyar la flexibilización de los bachilleratos con educación a distancia y bachilleratos. Y acusó que AMLO usa la educación para ganar votos y dijo que se sentaría a hablar con integrantes “los violentos, los que avientan piedras” de la CNTE.

Anaya dijo que casi tan importante como estudiar una carrera es saber hablar inglés, y por eso hay que aprovechar la tecnología para que todos los niños en México tengan una oportunidad de hablar inglés.

Meade dijo que en la Universidad Autónoma de Ciudad de México (UACM), fundada por AMLO, solo se han titulado mil 500 estudiantes.

TERCER TRAMO
La tecnología como reto: una lluvia de ideas

Sobre el tema Ciencia y Tecnología, AMLO expuso que ofrece un país que destine más recursos en el tema, pues no se cumple la Ley que establece que debe destinarse el 1 por ciento del Producto Interno Bruto. Luego citó al índice Mundial de Innovación que pone a México en el lugar 58. Es decir, hemos retrocedido, como en todo, destacó.

Meade dijo que hay 1.2 millones de mexicanos capacitados que viven fuera del país y que es necesario mejorar las condiciones del país para que regresen y que con su apoyo se podrían resolver “muchos problemas del país”.

Anaya mostró un celular y dijo que tener un aparato como esos no es un lujo sino una necesidad, pues le sirve a un campesino para tomar datos o a un enfermo para enviar los resultados físicos a su médico, y hay más de 30 por ciento de mexicanos que no lo tienen. Por eso, afirmó, se comprometió a que todos los mexicanos tendrán acceso a la tecnología.

“El Bronco” dijo que propondrá que se destine el 2.5 del PIB para ciencia y tecnología y que el dinero se sacará de las arcas, “tenemos el dinero”, “no se necesitan más impuestos”.

AMLO planteó que va a fortalecer al Conacyt y anunció que la doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, Premio Nacional de Ciencia 2017, será su directora.

Meade dijo que no es suficiente con aumentar el presupuesto a la ciencia y tecnología y que la seguridad y corrupción se podrían enfrentar con apoyo de estos sectores. Intentó volver a atacar a AMLO, pero el tiempo se lo impidió.

Anaya dijo que se tiene que invertir en infraestructura para que haya cobertura de Internet en todo el país. También debe ser gratuito en espacios públicos y debe haber dispositivos para la gente. A todos los estudiantes, agregó, se les van a donar tabletas.

“El Bronco” planteó que con el apoyo de los empresarios se podría impulsar la cobertura digital. “Hay que dejar a la iniciativa privada esa condición”, dijo.

AMLO dijo que para evitar la fuga de cerebros se fortalecerá todo el plan de becas para científicos y el Sistema Nacional de Investigadores.

Meade retomó su ataque y acusó que Morena pidió recursos a los ciudadanos para el sismo pero que se los entregó a sus operadores políticos y llamó al INE a hacer una investigación.

Anaya preguntó a AMLO cuál cambio propone, incluyendo el pacto con Enrique Peña Nieto. “Perdonar la corrupción no es cambio”, le dijo.

“El Bronco” dijo que con un esquema como el que el usa Facebook Bronco Investigation (FBI), basado en las denuncias en redes sociales, se podrían detectar varios problemas.

Meade atacó a Anaya y dijo que el único que es investigado el panista.

Respecto al tema de salud, Meade planteó que para mejorar el sistema de salud deben de funcionar las 24 horas, con medicinas y equipados, y que se podrá lograr con “una mejor administración”. Planteó que hay capacidad tecnológica para generar un mínimo de seguridad social y dijo que centralizar el gasto del seguro popular ayudaría evitar que los gobernadores hicieran un uso irregular por parte de los gobernadores.

Anaya respondió a Meade sobre las acusaciones que hay en su contra. Y dijo que hay un decreto que involucra a Meade en la corrupción en el caso de Odebrecht. “Tú, José Antonio, y tu jefe, Enrique Peña Nieto, van a enfrentar la justicia cuando sea Presidente”, dijo mirando a Meade.

Anaya habló sobre la crisis de salud y México, y dijo que no hay medicinas, ni médicos ni enfermeras, y eso es lo que se debe garantizar. Luego, dijo, hay que entrar a la prevención de las enfermedades, además del deporte y la consulta de sanos. Además, expuso, hay que compartir la infraestructura de los distintos sistemas.

Meade respondió a Anaya: “!Esa sentencia que presume Ricardo es del tribunal electoral”. Y acusó que por el caso de Odebrecht debería responder López Obrador porque la familia de Javier Jiménez Espriú, propuesto como titular de la SCT por el tabasqueño, está involucrada.

“El Bronco” fue cuestionado si planteará “amputadores nacionales” para aterrizar su propuesta de mutilar a los delincuentes, dijo que un tribunal estará encargado de ello.

AMLO dijo que para mejorar el sistema de salud se debe seguir un proceso. Se debe ahorrar, porque el principal problema del país es la corrupción, y si se evita la corrupción en la compra de medicamentos alcanza para entregar a todo el pueblo de México. Se compran a precios muy caros, insistió. “Eso que llaman seguro popular es que ni es seguro ni es popular”, afirmó. “En los centros de salud, y yo me recorro todo el país, no hay medicamentos”, porque los compran a sobreprecio.

Ya hice un inventario, afirmó: hay 35 hospitales abandonados en el país por la corrupción y algunos en los que se invirtió 30 veces más de lo que valen, como el de Zumpango, en el Estado de México.

“El Bronco” apuntó que se deben hacer inversiones en salud, pero también incluir a los hospitales privados.

Meade dijo que AMLO trae a un médico desde Miami, EU, “para que lo revise cada 15 días”.

Anaya dijo que prácticamente todos tenemos un amigo o un familiar con diabetes, por eso propone un plan para atacar esa enfermedad.

“El Bronco” dijo que van a cuadruplicar el apoyo a los pasantes de medicina y que en Nuevo León ya se hizo.

AMLO insistió en que si se termina con la corrupción y hay un plan de austeridad, sí se puede cambiar el sistema de salud y aumentar sueldos a médicos y enfermeras.

Anaya dijo que la sentencia sobre su caso es de un tribunal de distrito. También expuso que con todo lo que el Gobierno ha invertido en atacarlo pueden lograr dañarlo, pero si él gana irán a la cárcel “porque es lo correcto”.

AMLO expuso que el único que pactó con Peña es Anaya, y mostró una fotografía del candidato con el Presidente. Anaya atacó a López Obrador y dijo que él ya lo había perdonado. El político tabasqueño le reviró que el no optará por la venganza: “Ni a ti te voy a meter a la cárcel”, le dijo al panista.

Meade intervino: “Él sí lavó dinero”.

CUARTO TRAMO
Las energías limpias desatan pleito sucio

“El Bronco” abrió el tema de las comunidades indígenas y la conservación del medio ambiente, dijo que se debe educar a la gente sobre la importancia de los recursos naturales y potenciar la economía de las zonas naturales mediante el turismo sustentable.

AMLO dijo que la gasolina en México es más cara que en Guatemala que no tiene petróleo, porque en México desde hace 40 años no se construye una refinería y las dejaron en el abandono. Vamos a rehabilitar las seis refinerías que se tienen y se va a construir una a gran escala, dijo.

Además se impulsarán las energías limpias, y se van a rehabilitar las hidroeléctricas que también se abandonaron.

Meade dijo que no se debe de subsidiar la gasolina porque eso generará pobreza y desempleo, “que no los engañen”.

Anaya dijo que en el último año, el promedio de los impuestos que se cobraron por gasolinas fue de 33 por ciento, y también que construir refinerías es una tontería, porque la tecnología ya no necesitará motores de combustión.

“El Bronco” dijo a López Obrador que la refinería de Nuevo León “no la queremos para que lo vayas contemplando”, debido a la contaminación que genera.

AMLO planteó que en su gobierno se plantarán 1 millón de árboles frutales y maderables en el sur y sureste del país, con un efecto multiplicador contra el cambio climático, donde vive la gente más humilde y pobre.

Meade dijo que la agenda de cambio climático tiene que ver con el transporte público masivo y que él lo impulsará, Agregó que AMLO no impulsó el Metro en su gestión la frente de la Ciudad de México.

Anaya dijo que se respetará la Ley en las Áreas Naturales Protegidas… y luego se refirió a AMLO para atacarlo una vez más porque supuestamente le dio a un amigo empresario contratos.

EL CIERRE

AMLO se despidió del debate y dijo que los mexicanos estamos 18 días de hacer historia en el país. Vamos a hacerlo para sacar a nuestro querido México del atolladero donde lo metieron los políticos del PRI y del PAN, los del PRIAN, y vamos a hacerlo en paz, afirmó.

“El Bronco” se despidió haciendo una alusión entre el mundial y las elecciones, y que aunque hay favoritos la elección no se ha concretado ni el mundial se ha jugado por lo que nada está definido aún. “Atrévete a quitarte el pie del pescuezo”, llamó a los ciudadanos.

Meade dijo que habrá más empleos y eliminar la pobreza en los niños, entre otras promesas; llamó a reflexionar el voto, “les pido su voto, conmigo les va a ir muy bien”.

Anaya dijo que México va a cambiar y quiere un México a la altura de la gente, y no con lo que representan el PRI y López Obrador. Transformemos el enojo en esperanza y la esperanza en realidad, expuso.

CAMPAÑA AGRESIVA

La recta final de la carrera por la presidencia se recrudeció: el panista Ricardo Anaya Cortés y su equipo han centrado en acusar un “pacto de impunidad” entre el Gobierno de Enrique Peña Nieto y López Obrador. Sus afirmaciones han sido reviradas desde el Gobierno federal y por el candidato priista. El tabasqueño ha pedido la calma.

El escándalo de la supuesta participación de Ricardo Anaya Cortés en un esquema de lavado de dinero volvieron a acaparar la atención de los medios. La filtración de un video en que “se explica parte del supuesto modus operandi del blanqueo de capitales” liga al panista con dinero ilegal habría. Meade Kuribreña endureció el discurso contra el ex líder nacional del PAN. Literalmente lo llamó “vulgar ladrón que desde el poder se robó dinero, que lo cacharon y debe de pagar las consecuencias”. El aludido no se quedó callado. Llamó al ex titular de Hacienda “carita de mosquita muerta” y “cínico corrupto igual que todos los del PRI”.

El ex Jefe de Gobierno capitalino respondió a las acusaciones sobre una negociación con Peña Nieto y consideró que al panista “no le está yendo bien y por eso está desesperado […]. Cada quien es responsable de sus actos”. Ante los ataques entre Anaya y Meade llamó a “que no haya enconos, tenemos que pensar en la reconciliación, la Patria es primero”.

Obrador también sorteó, en este intermedio entre un debate y otro, el conflicto que mantenía abierto con el Consejo Mexicano de Negocios. Incluso se abrazó con su más aguerrido opositor: Claudio X, González Laporte, presidente del Consejo de Administración de Kimberly Clark.

En las últimas horas, panistas han interpuesto denuncias penales en contra de Anaya (por supuesto lavado de dinero); de Meade Kuribreña (presunto encubrimiento en los casos Odebrecht y “la Estafa Maestra”), y de López Obrador (por supuesto financiamiento ilícito en la campaña).

Ha sido una campaña cargada de descalificaciones y acusaciones. Y así llegaron al tercer debate.

Sin Embargo

COMENTARIOS

Publicidad