20 de Junio del 2018

Qué can la Libercat

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

De lo que una se entera al parar bien la oreja y eso que los Pug ni tenemos buen oído, buen olfato y menos buena vista, pero Dios me ha dado dones de Pastor Alemán, de Beagle y de Pastor Belga, pues gracias a que mis sentidos son tan agudos y están activos todo el tiempo es que les puedo traer los mejores chismecitos.

El otro día acompañé a mis papás gays —Mundis y Yayito— a afiliarse a Morena, pues ahora les ha dado por defender el voto de apachurro López Obrador, dirán que ya está viejito pero ese ajento cojteño, sus canitas y esa mirada de... te voy a... sentar en mis piernas para leerte un cuento, hacen que se me baje el celo.

Guauuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuu.

El caso es que llegamos a las oficinas de Morena y mi oído biónico detectó algo que jamás hubiera imaginado, bueno sí por tratarse de una priista y no porque se supone que eso no pasa en el partido del Peje papá, pero una todavía es inocente en esos menesteres de la política, por eso lo mío, lo mío, es la vida glamurosa.

Estaba muy entretenida olfateando todo cuando de pronto empecé a escuchar una confabulación. Libertad Aguirre, alias la Libercat —la eterna aspirante a todo en el PRI— le pasaba santo y seña de todo lo que hace mi adorada Claudia Rivera en su campaña a los equipos de Armenta y de la dirigencia estatal, mientras que Rosa Márquez quien según y por años odió a Barbosa, ahora es su infiltrada y le cuenta hasta cuando la futbolista va al baño.

Guauuuuuuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuuu.

En otras palabras, mi querida y adorada Claudia quien se ganó mi amor y cariño cuando rescató a mi comadre Memela allá en la Resurrección, está durmiendo con el enemigo, la Libercat y Rosa Márquez aplican ese viejo y conocido refrán que dice: “A tus amigos tenlos cerca y a tus enemigos más cerca” y es lo que hacen con la pobre Claudia, porque estas muchachas juran que son sus amigas y por atrás le están clavando la daga.

Solo espero que Claudia les aplique la advertencia que hizo Barbosa a los medios críticos: “Van a regresar con el puñal ensangrentado o lleno de sangre”, la verdad es que a declaraciones absurdas no les pongo tanta atención, pero sería una buena medida contra estas traidoras.

Guaaaaauuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuu.

Mientras tanto, yo ya me fui a comer unas croquetas con nueva favorita Memela para advertirle de la traición de estas dos muchachas y a su vez que advierta a Claudia Rivera. De la Libercat no me extraña, pero de Rosa Márquez sí es una pena.

Publicidad