27 de Mayo del 2018

Esposos incómodos

Por Ciudadano sin Fe / /
Esposos incómodos
Foto: Especial

 

En la casa de los poblanos

habitaba un señor

alto, Moreno, celeste

y con pésimo humor.

Alzó puentes y hospitales

y la rueda de presunción

presidente de la República

su más grande afición.

Pero otro más avispado,

la aspiración le ganó

y en su berrinche iracundo,

a su esposa negoció;

apoyar a su partido,

fue su palabra de honor,

no largarse con el pinto

y quizás ser senador.

En campaña anda la esposa

muy segura y sin pudor

la candidatura que obtuvo,

dice que es por su labor

pero cargo público nunca tuvo

por su buena profesión.

Hasta el nombre se ha quitado

desconoce a su patrón.

De su género ha renegado

pero eso no es condición.

Nada tiene que ver ser dama.

Lo que pesa es la imposición.

La acompaña un enemigo

que su esposo inhabilitó,

por ser incómodo y rebelde

y muy poco agachón.

Pero ese es otro cantar de grillos.

Hasta el lunes amable lector.

ANTERIORES

Publicidad