20 de Junio del 2018

JACH se va porque se va

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri

El aún presidente del Congreso de Puebla, Jorge Aguilar Chedraui anunció que pediría licencia a su cargo en febrero para contender en el proceso electoral de 2018.
Algunos creyeron que Aguilar Chedraui ya tenía segura la candidatura a la alcaldía de Puebla y por eso se atrevía a anunciar con tal anticipación su salida.

No es así.

El anunció tomó por sorpresa a los morenovallistas y al propio gobernador de Puebla, Tony Gali, quienes han intentado convencerlo de quedarse hasta el último momento, el 29 de marzo, al frente de la bancada del PAN y del Congreso.

Aguilar Chedraui se niega a aceptar la solicitud, habla de que su cargo es extremadamente desgastante con el cabildeo que hay que lograr para la aprobación de las reformas y cuentas públicas.

Se niega a aceptar porque cree que su esfuerzo no ha sido reconocido y más bien ha sido víctima de golpeteo político y mediático.

Está firme en irse en febrero, tal como lo anunció, o antes. Entre sus colaboradores ha mencionado que se enfocará en sacar la chamba del primer informe de Tony Gali y las comparecencias de los funcionarios.

Con o sin cargo asegurado se va del Congreso.

Tan firme su decisión que la presidencia ya fue apalabrada para Carlos Martínez Amador, a quien le dieron el hueso de la dirigencia del PRD en Puebla y luego se lo quitaron para aventárselo a Jorge Benito Cruz.

Seguramente la renuncia de Aguilar Chedraui no será en vano, está en el círculo de morenovallistas que seguro tendrán una candidatura a un cargo de elección popular para el primero de julio.

Pero no es el único, y esos compromisos están poniendo cada vez más difíciles las negociaciones.

A Eduardo Rivera le ofrecen la Senaduría, con tal de que sume sus positivos al PAN y a Martha Erika Alonso en el estado, pero igual este cargo lo tienen apalabrado desde hace mucho con Pablo Rodríguez Regordosa.

No solo eso, ante el temor de que AMLO pudiera ganar ahora sí en el país o en Puebla, buscan asegurar el mejor puesto posible.

Con Rodríguez Regordosa agarrado del senado y otros atentos de qué puesto pescan, la negociación va a estar pesada.

Publicidad