21 de Agosto del 2018

La nueva censura

Por Daniel Fajardo / /

Los juegos del poder y la censura, son dos temas que nos han acompañado a lo largo de la historia de la humanidad. La sociedad exige saber, acusa al Estado de ser opresor de esta manera, no permitiendo se generen actos de libertad debido al conocimiento parcial que siempre ha buscado dividir a un país. Una sociedad desinformada es fácil de manipular, por décadas en México ésta ha sido la creencia, pero en una era digital y de libertad informativa ¿este pensamiento podrá seguir teniendo vigencia?

El conocimiento y la verdad siempre se abren paso

Hablar de censura en una era digital, denominada sociedad de la información, es un tanto compleja. Al perder los medios electrónicos (Tv, Radio) la centralización de la información, es complicado creer que tras un historial de desconfianza en el que fueron cayendo ante la irresponsabilidad social de informar cosas que ahora, por medios digitales, son expuestas sin ningún tipo de censura y que muestra con evidencia los manejos de intereses que se dieron por mucho tiempo; podamos hablar de una nueva era de censura al menos en estos medios tradicionales.

La sociedad compara la información que aparece en estos espacios oficiales con lo que se filtra en la red, muchos ciudadanos han aprovechado la extensa cobertura de estos medios para convertir en viral alguna denuncia o acto de corrupción.

La web se ha convertido en esa enorme lupa que la sociedad utiliza en la actualidad para mirar a detalle los actos que merecen el interés público.

La propiedad colaborativa de la red nos permite crear un espacio con mayor oportunidad para unificarnos como sociedad, es llevar de una manera potencial los principios de la opinión pública en donde un tema pudiera ser conocido y discutido por todos a la vez, ahora con la ventaja de que ésta puede construirse en tiempo real.

Al momento la información evoluciona, el sistema ahora es más cauteloso, permite que la sociedad opine antes de generar una postura oficial porque sabe que una opinión pública unida es capaz de crear, a través de una revolución del pensamiento, un enorme y definitivo cambio social.

Saber ¿para qué?

Lo cuestionable en todo este tema es evaluar si en realidad este poder a través de los medios digitales es utilizado.

Hiperinformación es un concepto que se utiliza para citar un acto de saturación informativa que genera en el lector la sensación de sentirse informado sin que comprenda lo que está ocurriendo, sin que tenga una postura racional ante un suceso.

Una opinión es distinta a un argumento, las opiniones cambian de un segundo a otro, ¿qué es lo que busca en realidad la opinión pública?, ¿construir argumentos con bases cuya modificación se haga solo por un trabajo de persuasión o una opinión que puede cambiar según la tendencia informativa del momento?

La nueva censura puede ser también la información, anteriormente la carencia de datos con respecto a un suceso era el elemento a señalar, en la actualidad, es muy interesante observar como las fuentes guardan silencio, los usuarios de la red son quienes hablan, muchos de ellos sin bases, creando confusión y saturación de un tema en el que todos se sienten informados pero muy pocos tienen la certeza de fijar una postura con bases.

El pensamiento acerca de la censura debe evolucionar así como las formas de hacer llegar el conocimiento, pensar y mirar solo lo que ocurre en los medios tradicionales y llamarle censura es atemporal, la evolución de este concepto debe ser también aplicado a los nuevas conductas en la red y encontrar las distintas maneras que este mecanismo ha adoptado para tratar de mantener a una opinión pública dividida, desinformada y ¿por qué no? También manipulable ahora en el entorno digital.

Comparte tu opinión con nosotros en @mimfo_oficial y www.mimfo.com

ANTERIORES

Publicidad