19 de Julio del 2018

Fracaso Candidaturas independientes, ¿Medios culpables?

Por Daniel Fajardo Patrón / /

La etapa final del proceso electoral 2018 nos debe dejar muchas cosas para reflexionar una de ellas el intento de que un candidato independiente pudiera postularse como aspirante a la presidencia del país.

No olvidemos que históricamente en gobiernos locales, ya hemos tenido triunfos de este nuevo tipo de políticos, el ejercicio era interesante al verlo ahora en una contienda presidencial pero de lo que pocos hablan es sin duda del fracaso que resultó esta alternativa, la cual es importante reflexionar y poner sobre la mesa.

Existen muchos frentes por los cuales este tema debe tratarse, para objeto de este texto hablaremos en función de los medios de comunicación, para ser más específicos, nos situaremos en televisión abierta y restringida, como medios audiovisuales, dejando a un lado por el momento a los medios digitales, ¿la razón? Algunos de los puntos que se tocarán en esta columna, sucedieron precisamente en los dos medios citados al inicio.

No olvidemos que la responsabilidad que un medio de comunicación tiene con su audiencia se vincula directamente en el liderazgo de la opinión pública, la gente, aunque de manera agónica, habla y comenta lo que se habla en un medio, incluso la actitud con la que el tema se aborda.

En el tema de los candidatos independientes existió un divorcio entre ellos y los medios, talvez una de las razones fue que el INE les permitió tener una difusión en ellos muy tarde para la contienda, quizás más que razón ésta puede ser una justificación, lo cierto es que el planteamiento del tema del independiente siempre fue relegado a una nota discreta, haciendo menos el tema de este nuevo intento por hacer algo distinto en la carrera por la presidencia.

Hay que tener mesura en las coberturas y dimensionar el impacto que se puede lograr, cuando las primeras informaciones que se filtraron sobre los independientes a la opinón pública eran presentadas como acciones deshonestas por reunir firmas, mostrar a los diversos aspirantes como políticos que no lograrían el mínimo requerido por el INE, el movimiento se vino a menos, el interés de las personas se minimizó, por ello menciono la importancia de medir el impacto, con ello no me refiero a mentir, pero sí a ser mesurado sobre todo cuando la nota no solo es una cuestión periodística, sino también un acto político que busca transformar la vida de un país.

Ya una vez que solo dos lograron aparecer en la lista de aspirantes a la presidencia, las coberturas de sus actividades siempre fueron discretas, señalando su debilidad (en gran parte responsabilidad del INE por tiempos y limitados presupuestos) como un gesto de improvisación.

Otra cita la podemos hacer en las preguntas en los diversos debates, la interacción sugerida por parte de los periodistas que estuvieron al frente y su lenguaje corporal siempre proyectando desinterés, haciendo menos al independiente por esta cualidad, terminaron también afectando en la opinión de los demás, con ello se dejó de ser objetivo, estuviéramos de acuerdo o no, el deber periodístico nos debe conducir a dar la misma cobertura con el mismo respeto y seriedad que a cualquier candidato, porque no hay que olvidar pese a que los medios electrónicos estén en una lenta agonía, aun hay gente que los mira y que basa su opinión en los comentarios de los líderes que salen al aire y comunican no solo con sus palabras, sino con sus opiniones y el planteamiento de la noticia.

Nos quejamos de tener que votar por los mismos pero la fórmula que teníamos para hacer algo diferente simplemente permitimos fuera descalificada por quienes tienen la obligación de ser imparciales.

Comparte tu opinión con nosotros en @mimfo_oficial y www.mimfo.com

 

ANTERIORES

Publicidad