Tragedias

Ángela Paola desapareció desde abril; ni Fiscalía ni amigos dan información de su paradero

- Foto: Especial

La joven rentaba un cuarto con estudiantes a pesar de que ella se dedicaba a trabajar en una estética y a veces, de edecán. La noche del  13 de abril se encontraba en la casa de su madre y después de estar en el celular, salió de la casa asegurando que en un momento regresaba, pero nunca llegó

Por Magarely Hernández / @magarelyhl

/ Puebla, Puebla

La joven Ángela Paola Pérez Ramos desapareció desde el 13 de abril pasado en Tecamachalco, y pese a que ya hay una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), su madre ha recurrido a medios de comunicación y redes sociales pues ya pasaron más de tres meses y no sabe nada de su hija.

En entrevista con PÁGINA NEGRA la madre de Paola, Cristina Ramos comentó que en agosto su hija cumple 19 años. Refirió que desde hace ya un tiempo la joven se salió de su casa para rentar un cuarto con estudiantes en la colonia La Villita.

La señora Cristina dijo que su hija trabajaba en una estética haciendo peinados y maquillaje, sin embargo, sus amigas también la invitaban a trabajar como edecán en diversos eventos. Paola sabía que a su madre no le gustaba que hiciera eso, por lo tanto nunca le comentó con qué personas trabajaba o a dónde iba.

El 13 de abril, Paola se encontraba de visita en la casa de su madre ubicada en la calle 9 Norte del Barrio de San Sebastián en Tecamachalco. Eran aproximadamente las 18:30 horas cuando Paola se encontraba en un cuarto con su hermana de 24 años.

Según lo referido por la señora Cristina, la hermana de Paola no está segura si la joven desaparecida recibió o hizo una llamada, pero después de ver el celular salió diciendo únicamente “al rato regreso”, sitación que no pasó.

Sinceramente no se me hizo raro que no regresara porque ella ya vivía aparte y pues ese día solo fue de visita a mi casa y pensé que ya no regresó porque se fue a su cuarto. Cuando empecé a notar algo extraño fue cuando le marcaba a su celular y no me contestaba porque ella todo el tiempo se la pasaba en el teléfono, siempre lo tenía en la mano”.

Ante la ausencia, la señora Cristina pidió hablar con el compañero de cuarto de su hija, un joven que ante los cuestionamiento prefirió no decir nada al respecto. La madre del joven se portó grosera con la señora Cristina pues le dijo que su hijo no le iba a dar razón sobre el paradero de su hija y que “si le paso algo a su hija es muy su problema”.

Después, la señora acudió con dos amigas muy cercanas a Paola, sin embargo ninguna dio información que pudiera ayudar para encontrar a la joven.

Según contó Cristina, otra de las amigas de su hija estaba en Guanajuato cuando le habló por teléfono para preguntar si sabía algo sobre Paola, la joven le dijo que en cuanto llegara a Tecamachalco hablaría con ella. No obstante y pese a que la joven ya volció nunca se comunicó. Cuando la señora fue a ver a la joven, le dijo que no sabía nada de su hija.

La señora Ramos Palacios se encuentra desesperada pues asegura que los agentes encargados del caso no han dado ningún avance en la investigación. Además acusa que ha sido víctima de múltiples llamadas de extorsión que solo se aprovechan de la situación.

Sí, imagínese… He recibido muchas llamadas pero solo son extorsionadores. Mi abogado me alertó y me dijo que en estos casos es muy común que pasen este tipo de cosas”.

Por último, aceptó que Paola tenía muchas amistades y cuando salía “siempre se llevaba cosas, ropa…o algo",  pero esta vez salió solo vestida con un jumper negro, sandalias cafés y una bolsa verde. Incluso, dejó olvidado el cargador de su celular.

Yo siempre le decía que tuviera mucho cuidado por tantas cosas que pasan pero ella me decía que estaba bien y mire…”

Loading...

COMENTARIOS

Publicidad

Publicidad

Loading...