Tuesday, 22 de August de 2017

¿Revisas el teléfono de tu pareja?

Por Betzabé Vancini / /
¿Revisas el teléfono de tu pareja?
Foto: Especial

betza identifi

De: "Muros vemos, inbox no sabemos" y otras historias de terror en pareja.

Seguramente, respondiste "no" a la pregunta anterior. No obstante, todos hemos tenido alguna vez la curiosidad o la oportunidad de revisar el celular de nuestra pareja. ¿Has caído en la tentación? Si así fue, seguramente hubo un gran problema y una gran discusión.

Hace un par de meses, en España se aprobó una legislación que condena de 2 a 4 años de cárcel para las personas que revisen el celular de su pareja, esto claro, porque constituye una invación a la privacidad y es una forma de violencia. España no es el primer país en legislar al respecto, en Dinamarca, esta ley tiene ya cuatro años de existencia.

El teléfono celular es una extensión de la propiedad privada y -tristemente- de las personas. Se ha vuelto un artefacto indispensable en la vida cotidiana ya sea para cuestiones de trabajo o para fortalecer lazos sociales, aún con todo lo que podríamos discutir sobre la barrera que constituye la tecnología para relacionarnos.

El asunto es que revisar el teléfono de tu pareja es una forma de control y de violencia. ¿Por qué? Porque TODOS tenemos derecho a nuestra privacidad. Estar en una relación de pareja no significa romper vínculos familiares, de amistad o incluso relación con personas que resulten atractivas. Si la relación de pareja es exclusiva y acordaron fidelidad, habrá que establecer con claridad cuáles son las conductas que lastiman este acuerdo y que rompen la relación.

Además, revisar el celular y tener contraseñas de todas las redes sociales de tu pareja no es más que una ilusión de control. No es real. En realidad no estás controlando nada, únicamente estás tensando la relación y eventualmente reventará. A nadie le gusta sentirse invadido y controlado, y tampoco es agradable estar en una relación con una persona en la que no confías y a la que le "tienes" que revisar todo para poder confiar. Cuando una persona desea ser infiel, lo será con o sin evidencia de whatsapp, inbox o cualquier otra forma.

Independientemente de si tu pareja tiene propensión a ser infiel o no, seguramente en el teléfono encontrarás muchas cosas que te resultarán perturbadoras y por las cuales habrá una gran pelea: conversaciones, fotografías, archivos, entre muchos otros elementos. Y por supuesto, todo es sujeto a interpretación de quien lo lee. Así un inofensivo "Que tengas buen día", puede transformarse en algo con una interpretación casi macabra.

Hay que distinguir claramente cuáles de estos miedos están en nuestra mente: quizá nuestras parejas pasadas fueron infieles o ya tuvimos alguna mala experiencia previa por investigar la actividad online de nuestra pareja. El hecho de que parejas anteriores lo hayan hecho, no quiere decir que la pareja actual lo hará, son personas diferentes y merecen oportunidades diferentes. Podrías plantear muchas justificaciones para desconfiar, pero siempre valdrá la pena preguntarte cuáles, de todas esas justificaciones, son únicamente temores tuyos que no corresponden a la otra persona.

De la misma manera, los celos y la necesidad de control, nacen de una desconfianza proyectada en el otro. Es decir, que aquel dicho de "el que las hace no las consiente" tiene perfecta aplicación aquí. Cuando tú te sientes algo culpable por haber tenido alguna interacción impropia por estas vías digitales con alguna otra persona que no es tu pareja, buscarás algún elemento para sentirte menos culpable, y esto a menudo, se traduce en buscar "evidencias" de que tu pareja no se ha portado tan bien. Antes de revisar y de hacer un problema pregúntate ¿Qué estoy buscando para sentirme menos culpable? ¿Qué hice yo que necesito demostrar que él/ella también lo hace?

Tenemos la errónea creencia de que la confianza se gana, y no es así, la confianza se otorga. Damos nuestra confianza esperando que no sea traicionada. Confiamos por amor. Pero aún así, es importante saber que si tu pareja traiciona tu confianza no es problema tuyo, sino suyo. Restablecer esa confianza será tarea de los dos si eso es lo que se quiere.

Si eres de esas personas que dicen "Si no tuviera motivos para desconfiar no le estaría revisando el teléfono para que me demuestre que puedo confiar", entonces pregúntate: ¿Qué haces con una persona que no es digna de tu confianza?

ANTERIORES

Publicidad

Publicidad

Loading...