Monday, 23 de October de 2017

El juego del PAN

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

 

losamantes inte yona

Pues no quiero pero lo tengo que decir, el PAN nuevamente le anda comiendo el mandado al PRI y a Morena. Mientras estos dos últimos se andan peleando como siempre, no se ponen de acuerdo, siguen las disputas que por la candidatura a la gubernatura, la Presidencia Municipal, los grupos, Peña Nieto y López Obrador, en Acción Nacional ya andan encarrerados.

En Morena se andan dando con la cubeta, que si Abdala y Biestro ya madrugaron a José Juan y Barbosa, que si Barbosa ya es coordinador distrital, que si Manzanilla será el elegido, o Armenta no se afilia, la realidad es que en el partido de López Obrador no hay organización y las disputas cada vez se hacen más evidentes.

Y en el PRI la cosa anda peor, pues desde hace 7 años que perdieron la gubernatura todos se andan comiendo unos a otros, traicionando, y dándose de puñaladas por la espalda (Ok, eso es muy dramático), pero siguen en las peleas internas que si Blanca Alcalá le dice calvo a Lastiri, que si Lastiri anda en su carrera de #LastiriGump en mallones, que si a Doger le cargan los muertitos, que ya se fue Armenta y así el cuento de nunca acabar en el Revolucionario Institucional.

Mientras que en el PAN —no es que sea panista— son los únicos que se han puesto a hacer su chamba y no es que sea #Rafalieber, pero pues se nota su mano dura en ese partido, recuerden que fue exterminando poco a poco a El Yunque y a Lalo Rivera, dejando fuera a su disidencia panista y quitándole cualquier posibilidad de causar problemas.

Bueno, no vayan a pensar que soy un bolero profesional. El caso es que en el PAN ya están afinando su estrategia para ganar la gubernatura, la Presidencia Municipal, el Congreso del Estado, los otros 216 ayuntamientos y así como son, seguramente hasta tu colonia, tu calle, o tu lote mi estimado lector.

Cansados de que tengan que repartirse los cargos de elección popular con otros partidos a través de las megacoaliciones, los panistas sacaron lápiz y goma y se dieron cuenta que ya tienen el suficiente poder, la suficiente estructura, o las suficientes armas para ganar todo el estado o casi todo, por lo que dejarán fuera a sus partidos satélites y usarlos sólo para robarles votos al PRI o a Morena.

¿En qué consiste su estrategia?

No es cosa del otro mundo, no crean que se rompieron tanto la cabeza. Estos muchachos albiazules usarán a sus partidos satélite —Nueva Alianza, PSI, Movimiento Ciudadano, PT, Compromiso por Puebla y todos los que se le quieran sumar— para ir otra vez en megacoalición, pero sólo para el gobierno del estado y la Presidencia Municipal de Puebla, pero para las diputaciones locales, federales, el Senado y los otros 216 municipios irán solos, muy solos.

Así que debemos abrir bien los ojos, quienes voten por el PAN recuerden tachar solo el PAN en la boleta electoral a excepción de la gubernatura y la alcaldía capitalina, ahí sí pueden poner tache en cualquier partido de su gran megacoalición.

ANTERIORES

Publicidad

Publicidad

Loading...