Wednesday, 13 de December de 2017

A un año de su muerte, así recuerda CENTRAL a Selene Ríos

Por Viridiana Lozano / /
A un año de su muerte, así recuerda CENTRAL a Selene Ríos
Foto: Especial

Guiapara interior viri

Selene partió un 5 de diciembre de 2016, así de inoportuna fue la muerte que llegó a arrebatárnosla rápido y sin aviso, que nos mantuvo engañados con la esperanza de su recuperación y un milagro de regreso a la vida que solo duró 15 días.

Recuerdo el 5 de diciembre como un día gris, literalmente, frío y en blanco y negro, con mucha gente, dolor, llanto y sufrimiento. De largas horas despiertos esperando volver a abrir los ojos y encontrarnos aterrados en un sueño.

La muerte despiadada dejó a sus padres, Doña Soco y Don Chilolo, sin una hija, a sus amigos huérfanos, a sus hermanos sin consuelo y a Arturo Rueda con el dolor de los días en su ausencia.

A nosotros, a los que trabajamos en CENTRAL, nos dejó no solo sin nuestra fundadora y directora, sino sin una amiga, aunque suene a lugar común así era, Selene siempre mantuvo la redacción como un grupo de amigos luchando por mantener el “periodismo irreverente”.

Fuimos afortunados porque encontramos en cada día de trabajo el consuelo de su ausencia. En cada nota exclusiva, cada reportaje, cuando las visitas mensuales se incrementan, cuando atinamos con una cabeza. Selene nos dejó el mejor legado, un periódico que nos ayudó a cada uno a levantarnos y salir de la tristeza por el proyecto que la mantuvo ilusionada y orgullosa en sus últimos años de vida.

Yonadab Cabrera regresó a trabajar por ella, Edmundo Velázquez crece cada día más con PÁGINA NEGRA y su hermano, Arquímides Ríos nos otorgó la confianza para seguir aquí.

No sabemos cuándo nos alcance la muerte, desde la partida de Selene hemos entendido más que nunca la fugacidad de nuestra existencia.

CENTRAL no solo lo hacemos en su memoria, lo hacemos porque, como a ella, nos mantiene vivos y contentos.

Aquí seguimos querida amiga, alargando las horas de trabajo y esperando que el tiempo pase para encontrarnos pronto.

VER: Sin poder entrar

VER: El playlist secreto de Selene Ríos

A continuación algunas líneas que las personas que trabajan en CENTRAL han escrito para ella:

David Arroyo

A un año de tu partida y pese a extrañar tus bromas, tus “troleos”, tus enseñanzas y juegos, estás más presente que nunca, este tu hijo CENTRAL, está creciendo sano y fuerte con cada día que pasa, resultado de tu entrega, de tus conocimientos, tu experiencia, tu paciencia para inculcarlos el amor a la verdad y sacar lo mejor de todos.

Seguros estamos todos los que te queremos, que pronto volveremos a encontrarte; mientras tanto, gracias por dejarnos darle vida a este proyecto y, sobretodo, por hacer honor a tu legado.

Esteban de Jesús López 

Un año sin tu presencia física se dice poco, pero estos 365 días sin tus risas, consejos, enseñanzas, regaños y tus chilaquiles, para nada han pasado desapercibidos. Que no estés aquí sigue doliendo tanto como aquel día que te nos fuiste.

Un año de altibajos, por un lado el notable crecimiento de CENTRAL pero por otro ese sentimiento de orfandad que me dejaste, el orgullo de que tu proyecto ha crecido tanto como siempre lo deseaste, pero a veces, sino es que casi siempre, se extrañan tus decisiones y cómo llevarías un reportaje.

Selene, gracias por ser mi maestra en todos los aspectos, hasta donde sea que estés, siempre pienso en ti y hasta me aprendí “Lo Mundano” de Bunbury. Te quiero mucho y trato de honrar tu memoria en cada reportaje. Sé que me falta mucho por aprender y aunque no estás más, tu espíritu me abraza cada día.

Atentamente:

El reportero con el nombre más “extraño”, Esteban de Jesús López.

Karen Meza 

Querida Selene, todos los días sigues presente en la redacción. Se escriben las notas pensando en ti, los posibles regaños que darías tú y en los chismes o chistes que te sacarían una sonrisa. Vives en nuestro corazón entre esta bonita familia que elegiste con muchas bajas pero también con hartas altas, con muchos logros y reconocimientos.

¡Ojalá estés orgullosa de todo el equipo!

Osvaldo Macuil

Para CENRAL fue un golpe muy duro la partida de Selene Ríos hace doce meses. De un día para otro y justo cuando el proyecto entraba en su curva de crecimiento, tuvimos que hacernos a la idea —aunque esto nos rompiera el corazón— que la mentora de muchos no estaría más.

Sin embargo, esa tristeza la hemos convertido en fuerza para seguir trabajando y posicionar al periódico, a su periódico, como el mejor de Puebla. Todos los que trabajamos aquí hemos encontrado en nuestra información la mejor manera de honrarla y recordarla. 

Cada vez que logramos una primicia, cada vez que tenemos la nota más leída del día, cada vez que publicamos el mejor tuit, cada vez que logramos el mejor diseño, o cada vez que algún medio nacional importante nos cita, lo hicimos recordándola y siguiendo la línea que por muchos años ella nos marcó.

José Manuel Sandoval 

Selene, el tiempo en tu ausencia ha sido otro desde nuestro último saludo y conversación. Han sido 365 amaneceres de éxitos y cambios, de encuentros y retos, de la pasión de quien dejara en nuestras manos a su periódico.

Gracias por fijarte en mí, por dejarme entrar a las letras de cada día, a tu recuerdo que inspira en cada comentario. Se te echa de menos por acá, pero siempre estás.

Jesús Viñas

Selene me dejó muchas enseñanzas, pero lo que más recuerdo es que me impulsó a ser crítico y a no tener miedo a redactar notas con una visión diferente y contraria a lo oficial. No solo tengo presente lo anterior de ella, sino también a una amiga de la que el tiempo no me dejó disfrutarla más. Descansa en Paz Selene.

Laura Valderrábano

Ha pasado un año de extrañarte y preguntarme siempre si eso es lo que tú harías o aprobarías. Es difícil no tenerte pero todos los días tu sonrisa y tu fuerza nos guía para hacer lo mejor de ese que fue tu sueño: CENTRAL. Sigue estando con nosotros como hasta ahora. Un beso al cielo, Selenito.

Víctor Zadig

Conocí a Selene como la gran mayoría: a través de Internet, y al poco tiempo era de parte de la legión que esperaba con ansias Dios en el poder. Después pude convivir con ella, y aunque fue muy poco -la infame enfermedad que nos la quitó le fue diagnosticada a los pocos días de mi llegada a Central-, pude ser testigo de la increíble energía que irradiaba.

Selene llegaba a la redacción de Central y, de inmediato, todo se ordenaba. Era capaz de encontrar una nota donde nadie, darle forma y escribirla con maestría. Era generosa con sus conocimientos, y no dudó nunca de sentarse con nosotros-su equipo- para aclarar hasta la duda más pequeña.

Hoy se cumple un año de su partida física, pero su presencia sigue entre nosotros, la podemos sentir todos los días. Y sabemos muy bien que en cada triunfo de Central y Página Negra, esta ella.

Edmundo Velázquez

El primer año sin tu presencia se pasó volando. (Eso no quiere decir que sea menos doloroso.)

Todos los días nos preguntamos ante cada complicación qué es lo que tú habrías hecho.

Qué respuesta rápida se te habría ocurrido, que nota te gustaría leer, qué decisión habrías tomado.

Todos los días nos dolió no tener ahí a la hermana, amiga, cómplice, bufona y buleadora que más queríamos. Nos haces falta pero tu ausencia nos ha hecho más fuerte. Incluso en tu ausencia sigues siendo esa Luna que nos guía.

Yonadab Cabrera

Sigo creyendo que aún está. La veo y abrazo en mis sueños, despierto con una inmensa felicidad, una gran paz, una bella sonrisa, espero cada noche para poder platicar con ella, para no sentirme solo. La última vez que platiqué con ella, me dijo que nos podía ayudar más desde arriba y así lo ha hecho. CENTRAL conserva su esencia, su alegría y su tenacidad. No es un año, sigo pensando que es un día sin ver a mi querida Selene.

Dania Nájera

Las amistades que duran toda la vida son tan fuertes que nada las erradica, así era la nuestra. Supimos querernos con nuestros defectos, reír a carcajadas con los comentarios sarcásticos, vivencias de la adolescencia que disfrutamos al recordarlas como si hubieran pasado ayer.

No hay día que no te busque en tu jardín, en mis mensajes, en cada recuerdo ¿Cómo hacerse a la idea que todo sigue igual? Sí tú carcajada estruendosa ya no se escucha, entre más pasan los días tu ausencia estruja y lastima mi alma. Mi consuelo es que eres tan libre como siempre pero ahora sin dolor y ese corazón navegante recorre lugares maravillosos con una inmensa paz que calma tus miedos y que nuestro querido Omar te abraza y ahora es él el que te cuida y cuando volvamos a estar juntas nos veremos como si nunca nos hubiéramos dejado de ver con la misma emoción y entusiasmo.

Mientras agradezco al destino, al tiempo y a la vida por coincidir, disfrutarte y querernos tanto.

Hasta siempre Gorda de mi corazón

Arquímedes Ríos

Una vez que supimos el diagnóstico, esperamos lo mejor, tu salud, pero pese a la valentía y entusiasmo que le pusiste al tratamiento tu guerra de todas tus guerras, se perdió.

Se cumple un año de tu partida física, la misma fecha de hoy pero hace un año aún esperábamos un milagro fuera de toda ciencia y lógica que te sacara de la pesadilla. No fue así, entre reportes médicos, frustración, angustia el momento se acercaba, y hasta hoy me es imposible despedirme de ti, así que te convertiste en un recuerdo con diálogos vivos, aún opinas en mi vida y en mis decisiones, aún me regañas, aún te ríes en mi presente.

Interactúo con tu intenso fantasma, con tus inteligentes sarcasmos....con tu luna.

ANTERIORES

 cabify2

 

sorteocholula

Banner joanmarin

Publicidad

Loading...