Lunes, 27 de Marzo de 2017

Quiroz, el rompecorazones

Por Edmundo Velázquez / /
Quiroz, el rompecorazones
Foto: Central

Cuenta hasta diez

A Paulo César Quiroz no le pregunten por huachicol.

Él no tiene tiempo para pelear contra el cáncer del estado de Puebla.

Paulo César Quiroz, el director de Seguridad Pública en el municipio de Puebla, no se da abasto entre las novias, sus autos y el rocanrol.

Seguramente recordará las fotografías del director de Seguridad Pública Municipal de Puebla con su secretaria, Karla Rivera.

Los dos muy acaramelados en su oficina y en su escritorio, echándose la respectiva foto pa’l Face.

Esta misma chica se volvió aún más famosa cuando apareció en el auditorio de la Academia de Policía Ignacio Zaragoza durante el diplomado de ‘Juicios orales’, echándose un coyotito con Quiroz.

Total, los juicios orales qué.

Karlita ya es muy conocida en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal. Es famosa por presentarse cuando quiere y ser la consentida de Quiroz.

Bueno, pues a la secretaria del director de Seguridad Pública ya le salió competencia en el área de Archivo.

Claro, con esas distracciones cómo va a poder Quiroz con la chamba.

La nueva chica en cuestión es mejor conocida como La Flaquita Contreras.

Para que a Quiroz no se le junte la chamba, a esta chamacona la mandaron al área de Archivo.

Ahí, cuentan los policías municipales, tienen sus encuentros amorosos porque hasta la puerta de la oficina fue polarizada por órdenes de Paulo César Quiroz.

La remodelada de la oficina estuvo tan chida que los policías dicen que “casi le hizo un departamento”.

Quiroz  se ganó su corazón comprándole regalos del día de reyes a los hijos de La Flaquita Contreras.

Los policías lo vieron llegar a Rancho Colorado cargando juguetes para los hijos de su nueva novia, el 6 de enero pasado.

Pero La Flaquita Contreras estaba casada.

Y ahora hasta Paulo César Quiroz terminó en rompehogares. Porque La Flaquita va que vuela para el divorcio.

¿Qué dirá Karla? ¿Conocerá a La Flaquita Contreras? ¿Serán amigas y rivales?

¿Qué dirá el secretario Alejandro Santizo?

¿Por qué Santizo le permite tanto relajo amoroso en horarios laborales a Quiroz?

¿Qué dirá el alcalde Luis Banck?

Literal: a Quiroz se le junta la chamba… Es un rompecorazones.

Quizá por eso no puede con el huachicol en Puebla.

ANTERIORES