Sunday, 19 de November de 2017

A Israel Pacheco le urge enfermarse…

Por Edmundo Velázquez / /
A Israel Pacheco le urge enfermarse…
Foto: Central

Cuenta hasta diez

A Israel Pacheco,  ex líder del sindicato de trabajadores de Puebla, le urge confirmar que está enfermo, y que es de gravedad.

O  eso confirman sus visitas semanales de penal de Tepexi de Rodríguez al Hospital de la Beneficencia Española, en la capital de Puebla.

Visitas que se hacen con escoltas del cuerpo de Custodios del Estado y que parecería que movilizan al mismísimo Chapo Guzmán.

Cada que Israel Pacheco tiene visita al hospital, el lugar se vuelve una zona hipervigilada.

El hecho es que su esposa Gloria ha movido cielo, mar y tierra para que le puedan confirmar en próximos días el traslado del penal a un domicilio donde pueda atenderse médicamente…

¿De qué? Quién sabe.

La familia de Pacheco ni siquiera conoce el plan.

Antes de ser trasladado de Cholula a Tepexi —la noche del 22 de mayo del 2017— Pacheco ya se hacía fuera de prisión.

Sus hermanos y su esposa decían que tenían todo resulto, confirmaron incluso que darían una rueda de prensa, y sus simpatizantes hacían todo tipo de teatro afuera del Palacio Municipal de Puebla Capital.

Pero con el traslado todo se complicó. El pago de la defensa, la distancia y los viajes constates a Tepexi han provocado ya un desgaste en su familia.

Y la última y desesperada estrategia, según cuentan los escépticos y enemigos de Pachecho, es que no está enfermo y que buscan generar un cuadro donde luzca como víctima y pueda moverse fuera del centro penitenciario.

Mientras tanto, el silencio total de su esposa le ha servido para poder moverse sin consultar todas sus estrategias, lejos del protagonismo de sus hermanos.

Como ha informado Central y Página Negra, hace dos semanas, Pacheco llegó para análisis en el hospital privado.

Y el jueves 13 de julio, también acudió a los dichosos estudios y después fue movilizado al penal de Tepexi de Rodríguez.

Fuentes cercanas a la familia del ex líder sindical señalan que realmente se encuentra enfermo. Y que los estudios buscan confirmar su situación.

El tratamiento médico que necesita, según gente cercana a su esposa, no se le puede suministrar en el penal de Tepexi porque no cuentan ni con medicamentos. Vaya, ni con aspirinas.

Así que las condiciones del centro penitenciario provocaron que se agravara su estado de salud.

Las autoridades penitenciarias de Puebla se mantienen en desconfianza total y quieren tener la confirmación de que, realmente,  Pacheco tenga un malestar grave que no se puede tratar en Tepexi para autorizar la prisión domiciliaria.

Sobre todo, quieren confirmar que a Pacheco no se le realizan exámenes médicos para inventar enfermedades a la carta.

Ya veremos en próximos meses si la estrategia de su esposa funciona y es enviado a su casa.

ANTERIORES

Publicidad

 

bannerPC

 

 

thehighexperience

Vaniloquio

Banner joanmarin

Publicidad

Loading...