Monday, 24 de July de 2017

El huachicol llegó para quedarse

Por Zeus Munive / /

Crónicas marxianas

Sí, aquí en donde el lema “Puebla es tu destino” se presumió por seis largos años.

No, no lo festejamos,  pero, por más militares que envíen a la zona del triángulo rojo, por más que nosotros debatamos, delatemos y nos horroricemos, la realidad es solo una: el robo y la venta del hidrocarburo está controlada por el crimen organizado.

Y llegó aquí para quedarse en la tierra de los camotes y los borrachitos.

Llegó para quedarse porque nadie se quiere hacer responsable de su crecimiento en el estado:

Después de que fuera revelado el video en el que se muestra a un militar disparar contra un huachicolero y que armó el debate sobre si el ejército actuó bien o violentó los derechos humanos de la víctima, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, responsabilizó a los gobiernos locales de ser responsables, en clara alusión a Rafael Moreno Valle y su fuerza del cambio, así como otros mandatarios donde sus estados son víctimas de este tipo de delito.

El ex gobernador aludido, entonces, respondió al señalamiento y responsabilizó al gobierno de Enrique Peña Nieto (señaló a PEMEX , en una entrevista con el diario La Crónica) de dejar crecer el robo del hidrocarburo, pues dijo que esto es responsabilidad de ellos y es un crimen regulado en ese ámbito.

PEMEX sabemos de quién depende, no hay mucha ciencia al respecto.

No opinó sobre el ex secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas Rosas ni mucho menos sobre los directivos de la policía que fueron detenidos mientras escoltaban a unos huachicoleros.

El tema es más complejo de lo que parece, pues tanto el gobierno de Peña Nieto, así como PEMEX, la administración de Moreno Valle, las maldecidas reformas energéticas con todo y gasolinazos, alcaldes de la zona en conflicto, empresarios del ramo, policías locales y federales y los consumidores son culpables de la delincuencia que azota a Puebla.

Según el diario Excelsior, Puebla se colocó en segundo lugar en robo y venta de hidrocarburo del 2011 al 2016. En una nota firmada la semana pasada por el reportero Jesús Viñas -de esta casa editorial- se detalla que: “Mario Marín Torres concluyó su administración en 2010 con 108 tomas clandestinas, mientras que al cierre del 2016 —con Moreno Valle— se detectaron 3 mil 52 ductos ilegales”.

Llegó para quedarse este crimen porque cada que se aplica un gasolinazo es usado de pretexto para comprar los litros más baratos. Y mientras exista desigualdad social, corrupción y pobreza, los más pobres le entrarán al negocio para escalar en esta jungla de asfalto.

Llegó para no salirse porque la cúpula empresarial (ligada a El Yunque) ha defendido públicamente a Rafael Moreno Valle, en concreto el líder de la Coparmex, José Antonio Quintana Gómez, el de CCE, Carlos Montiel Solana, junto con el líder de la Canaco , Rafael Herrera Vélez, pues ambos pidieron que no se investigue al ex gobernador y lo deslindaron de cualquier responsabilidad en conferencia de prensa.

Y no van a criticar al ex mandatario porque según publicó el periodista Rodolfo Ruiz la semana pasada en su columna La Corte de Los Milagros, la cúpula empresarial del 2013 al 2016 recibió 15 millones de pesos por parte de la administración estatal.

¡Eureka!

El líder de Canaco, incluso, se aventó la puntada de defender a Facundo Rosas al señalar que él no tuvo que ver con el robo de la gasolina.

¡WTF!, diría un meme perdido en las redes.

Y ya saben que lo que no suena lógico, suena a metálico, así decía mi abuelita y esa viejita era muy sabia.

No hay pruebas de que Moreno Valle estuviera involucrado con el robo del hidrocarburo, eso es cierto, pero también es cierto y sí hay pruebas documentadas de que en su administración fue cuando se incrementó el delito. También es cierto que dos de los más cercanos al secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas sí estaban involucrados.

Uno podría especular entonces que Moreno Valle sino es culpable por comisión sí lo es por omisión.

Lo dejó pasar.

¿Debe ser investigado?

Sí, para deslindar responsabilidades. Debe aclarar por qué no vio o por qué no quiso ver qué pasaba en el Triángulo Rojo.

¿Lo van a investigar?

Por supuesto que no.

Hay muchas complicidades.

No van a romper el statu quo.

En un Estado (con altas) ideal sí se investigaría, pero vivimos en un país kafkiano, así que nos aclimatamos o nos aclichingamos.

El huachicol llegó para quedarse.

A finales de la administración pasada alguien me comentó que Moreno Valle había inflado en los temas de inseguridad un globo y que tarde o temprano iba a reventar.

Mientras en el norte del país hay una narco cultura, en nuestro estado vemos ya una incipiente huachi cultura.

Y no, no lo festejamos.

ANTERIORES

Publicidad

Publicidad

Loading...