Thursday, 19 de October de 2017

¿Me avergüenzas tanto México?

Por Daniel Fajardo / /

El país está de luto por el feminicidio de Mara Castilla, el 15 de septiembre, fecha en la que se confirmó de manera oficial su asesinato, textos a nivel nacional inundaron las redes sociales condenando el acto pero además manejando un mensaje muy peligroso que pretendía ser contundente por la fecha, parafraseando algunas publicaciones las ideas eran ¡nada que celebrar!, ¡México me das asco!, ¡México es una vergüenza!, ¡México podrido!, ¡México es una basura!

Estas ideas deben analizarse y manejarse con mucho cuidado, cuando hablamos de que nuestro país es una porquería ¿dónde dejamos a nuestras tradiciones?, ¿nuestra arquitectura, el sabor de nuestra gastronomía y nuestra cultura?

Es difícil e incluso injusto generalizar y hablar de que nuestro país no vale, un mensaje dañino en un contexto equivocado puede sin duda hacer más daño de lo que parece.

Un proceso histórico

La conquista de México no solo fue un tema territorial; para lograr el éxito los conquistadores realizaron un proceso de conquista ideológica que consistió simplemente en hacer que negáramos nuestro pasado, se inculcó a nuestros antepasados a odiar a su país y usar frases como las que utilizamos el día de hoy, mismas cuyo efecto seguimos viviendo por la enorme crisis de identidad que padecemos. Nos gusta sembrar la semilla del odio y la discordia, constantemente la regamos aprovechando la mínima oportunidad para recordarnos que no somos nada y que no valemos como sociedad.

Por ello la reflexión, ¿en realidad México es tan malo?, ¿es malo México o algunos mexicanos?, ¿cómo cambiaría el significado de estos mensajes si mencionáramos algunos mexicanos son un asco?, definitivamente existe una diferencia a decir ¡México es un asco!

México en el presente

¿Cómo podemos amar a nuestro país si nos encontramos divididos?, ¡divididos ideológicamente! Son tantas las imágenes que tenemos de nuestro México, todas ellas contrarias, que se entiende la razón por la que los méxicanos no tengamos una identidad definida y que constantemente nos estemos reprochando lo que somos, pero ¿qué somos?, ¿cómo definimos a México?

¿Cómo podemos retomar la fuerza para impulsar un cambio cuando nos encontramos así de divididos?, ¡cuando nosotros autosaboteamos esta posibilidad eligiendo solo los mensajes negativos que nos rodean y que nos hacen ver siempre a México como lo peor!

Veamos las noticias, leamos los diarios, escuchemos las conversaciones en el café y en el aula, ¿de qué hablan cuando se refieren a México? ¡Siempre una mala historia!

¿Por qué dejarnos vencer por este tipo de mensajes?, nuestro país también está lleno de historias de éxito, de grandes triunfos en muchas áreas.

Nos hacemos más daño divididos y separados, nuestros enemigos celebran al leer nuestras publicaciones en Facebook, aquellos que hace siglos idearon la manera de que odiáramos lo que somos no podrían creer que casi medio siglo después continuemos rechazando lo que somos y lo que nos representa.

La única manera de enfrentar la crisis social que vivimos es unidos y para ello, necesitamos crear un mensaje con esta característica cuya fuente sea la esperanza de poder construir un mejor país, esto nos ayudará a no cerrar los ojos ante nuestra realidad, porque muchas personas que la señalan y critican ni siquiera la entienden, solo usan una muletilla "México es una vergüenza" ¿en verdad lo es?

No se trata de vendarnos los ojos ante las malas cosas que nos suceden, simplemente darle la misma oportunidad a las cosas buenas que también ocurren.

Comparte tu opinión conmigo en @danielfajardomx y www.danielfajardo.mx

ANTERIORES

Publicidad

Publicidad

Loading...