Saturday, 20 de October de 2018

Academia

Talento poblano: Egresado de la BUAP transforma basura en biodiésel

- Foto: Especial

Valentín Gálvez, egresado de Ingeniería Ambiental de la BUAP, desde hace 11 años desarrolló maquinaria que transforma la basura en gasolina y el aceite vegetal en biodiésel.

Por El Sol de Puebla /

Valentín Gálvez, egresado de Ingeniería Ambiental de la BUAP, desde hace 11 años desarrolló maquinaria que transforma la basura en gasolina y el aceite vegetal en biodiésel. En su taller que es el patio de su casa, señaló lo difícil que es para un mexicano competir con los paradigmas actuales.

Su intención es desarrollar su empresa, pero desde los trámites para constituirse legalmente hasta los impuestos, han sido algunas de las dificultades a las que se ha enfrentado en la carrera por consolidar “EMISIONMX”.

Uno de los prototipos que se encuentran en su taller es una máquina de pirolisis, que transforma el pet en gasolina. Actualmente está en proceso de registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), debido a que tuvo en el pasado algún problema con el diseño.

Sin embargo, comentó que las empresas además buscan que cualquier máquina sea funcional y tenga diseño, pues su aspecto rústico, aunque cumple la finalidad de producir combustible, no ha sido atractivo en algunos casos.

A pesar de eso, consideró que existe interés por parte de la iniciativa privada, a través de algunas marcas que buscan máquinas para generar biodiésel, que ha consolidado, y ha vendido dos unidades a la fecha.

Convertir aceite vegetal a través de un proceso de transesterificación en biodiésel, tanto de calidad estándar como Premium, lo hace una de sus máquinas, aunque éstas han sido inventadas y aplicadas en el pasado, por lo que tampoco es tecnología nueva; este joven hace maquinaria a la medida.

“Es difícil porque estamos hablando que son nuevas tecnologías para México. Ese es el problema, el gran tabú de insertar un nuevo producto energético que pueda sustituir a los ya convencionales”, argumentó, “otra de las cosas es la apatía del mexicano que cuando sale en una noticia o algo así, en lugar de felicitarte se ponen a comparar con otro, es normal”, expuso.

Por cada litro de aceite vegetal se obtiene la misma cantidad de biodiésel, mientras que un kilogramo de plástico da entre el 40 o el 60 por ciento de pirolisis que se separa en gasolina y diésel, el 10 por ciento se convierte en gas y el resto, en chart.

Además de Valentín, en la empresa constituida este año como persona moral, se encuentran Alma Morales, Miguel Carral y Gema Carreto.

“Esperamos ya el año que viene tener la patente, poner en venta ya la máquina de pirolisis, ahorita como es un proceso un poco más complejo si requiere su chiste, hacer una máquina de estas, muchos piensan que es barata, si nos vamos costos sí sale cara”, dijo el joven de 26 años.

Aún con esto expuso que como empresa les ha beneficiado el aumento del precio del combustible convencional porque existe la opción de generar energías alternas. El costo por litro de biocombustible es 10 pesos, aunque sin impuestos. Más información en 2226312254.

El Sol de Puebla

Loading...

COMENTARIOS

Publicidad

Loading...