Tuesday, 19 de September de 2017

Absurdos

El último deseo de un condenado a muerte fue un pelotón de fusilamiento

- Foto: Especial

El asesino conocía a su víctima desde la infancia, pues fue él quien lo trajo al mundo

Por SDP Noticias /

J.W. Ledford Jr., fue condenado a muerte tras un largo proceso que comenzó cuando en 1992 degolló al médico Harry Johnston.

Su última petición causó el asombro general, pues solicitó que no se le aplique la inyección letal, ya que tiene miedo a agonizar, por lo que deseaba morir en manos de un pelotón de fusilamiento.

Existe un riesgo sustancial de que el Ledford quede consciente y en agonía mientras el 'pentobarbital' ataca su sistema respiratorio, privando a su cerebro, corazón y pulmones de oxígeno mientras se ahoga en su propia saliva", comentaron sus abogados.

Y pese a que pelearon porque se respetara su decisión, el tribunal se negó debido a que en Georgia, Estados Unidos, el fusilamiento no aparece dentro de las alternativas para morir.

A lo único que Ledford pudo aspirar fue a un menú con filete mignon envuelto con tocino y queso, diez tiras de pollo, chuletas de cerdo, papas fritas, cebolla frita, un pastel de nueces con helado de vainilla, un sorbete y una refresco.

Este 17 de mayo fue declarado muerto a la 1:17 de la madrugada tras recibir la inyección letal. El asesino conocía a su víctima desde la infancia, pues fue él quien lo trajo al mundo.

SDP Noticias

Loading...

COMENTARIOS

ABSURDO

Absurdos

Lo castigan por no vender todos los tamales

Lo castigan por no vender todos los tamales

Martes, 19 Septiembre 2017 11:07
Las mentiras más comunes de un infiel

Las mentiras más comunes de un infiel

Martes, 19 Septiembre 2017 10:55

Publicidad

Publicidad

Loading...